El teatro romano de Mérida se convierte en un campo de batalla en «La Ilíada»
Una escena del montaje de la obra de Homero - Elina Giounanli

El teatro romano de Mérida se convierte en un campo de batalla en «La Ilíada»

El festival de teatro clásico presenta una versión del poema épico de Homero, dirigida por el griego Stathis Livathinos

Actualizado:

«La Ilíada», el poema más antiguo de la literatura occidental y uno de sus pilares fundamentales, llega al Teatro Romano de Mérida en un espectáculo dirigido por Stathis Livathinos que se incluye dentro de la programación del festival de teatro clásico de esta ciudad. La epopeya escrita por Homero, narra la historia de la Guerra de Troya, uno de los conflictos bélicos más bíblicos; cuatro de sus batallas son reproducidas por Livathinos. Homero, según el director griego, presenta la violencia como un sinsentido, y plantea cuestiones como el sentido de la existencia humana.

Ésta producción, que se ofrece en griego con subtítulos en español, lleva a escena los 24 cantos de la Ilíada, interpretados por quince actores. Stathis Livathinos ofrece una mirada contemporánea al texto de Homero, donde subyace la situación política y social de la Grecia actual. «Toda Grecia está contenida en la Ilíada, con lo bueno y con lo malo, y lo que está atravesando el país, que es la Cruz de Cristo», ha explicado el director.

Éste es el momento oportuno, ha dicho, para crear este gran proyecto teatral porque en estas circunstancias y «padecimientos» sociales es cuando la gente «más necesita de grandes historias, tiene los oídos más abiertos», ha asegurado. Y España, por su situación política y social, es también un lugar donde, ha dicho, «se puede entender mejor». Con un texto de casi 16.000 versos, el espectáculo tenía una duración inicial de cinco horas, que se ha reducido a las tres que dura actualmente.

«La Ilíada» cuenta los cincuenta y tres días de combates de la guerra de Troya. Homero muestra cómo los Aqueos sitiaron la ciudad de Troya durante nueve largos años sin resultado alguno. Es entonces cuando Aquiles entra en cólera ante la actitud injusta de Agamenón, comandante del ejército, y decide retirarse del campo de batalla. Así comienza la historia de la Ilíada, observada por los dioses desde lo alto mientras juegan, según sus afectos y pasiones, con el destino de los guerreros. La decisión de Aquiles hace que los Aqueos afronten el momento más crítico de la sangrienta contienda. Héctor, hijo de Príamo (rey de los Troyanos) intentará entonces incendiar las naves para que los enemigos no puedan regresar con vida. Pero cuando su compañero Patroclo cae muerto a manos de Héctor, Aquiles vuelve a la batalla con sed de venganza. El feroz enfrentamiento entre los dos grandes enemigos, Héctor y Aquiles, resultará trágico. Solamente frente al cadáver de Héctor se producirá la reconciliación entre el joven Aquiles y el sabio Príamo. Homero quiso que en esta guerra no hubiera vencedores ni vencidos.