música | novedades para 2011

Todos contra Lady Gaga

La artista, que lanzará en mayo su nuevo trabajo, es la rival a batir en un año en el que U2, Coldplay y R.E.M. también serán protagonistas

MADRID Actualizado:

¿Doblegará la maestra a su alumna más aventajada o se verá obligada a entregar el cetro que ha ostentado durante casi tres décadas? Esta pregunta sobrevuela a la hora de hacer un resumen de los discos que están por venir a lo largo de este año. Madonna y Lady Gaga, el siglo XX frente al XXI, los corpiños puntiagudos frente a los vestidos de carne. Ese es el duelo que monopolizará la industria musical durante los próximos meses. Ni siquiera la otrora heredera, Britney Spears, tiene demasiadas posibilidades de hacerles sombra, especialmente desde que se muestra más casta de lo que nos tenía acostumbrados. Solo el ansiado y tantas veces pospuesto regreso de Amy Winehouse podría añadir un tercer nombre a la disputa. Pero a estas alturas pocos se atreven a apostar porque su disco vea finalmente la luz a corto o medio plazo.

Stefani Germanotta, esto es, Lady Gaga, se ha encargado de calentar -y cómo- el ambiente con una foto subidita de tono en la que aparecía enfundada en una cazadora vaquera con el título de su nuevo disco, Born this way, impreso en ella y el trasero al aire. No habrá que esperar mucho para escuchar el primer single de la mujer que se ha convertido en referente de miles de adolescentes, para disgusto de sus padres que contemplan con asombro un fenómeno que no logran entender. El 13 de febrero, el mismo día en el que se entregarán los premios Grammy -los mismos que la tuvieron como reina absoluta el año pasado-, empezará a sonar el tema de adelanto de un trabajo que desembarcará en las tiendas el 23 de mayo. Un auténtico terremoto, el mejor álbum de la década, según ha prometido esta mujer que se caracteriza por muchas cosas, pero que no tiene a la humildad como una de sus señas de identidad.

La imparable ascensión de Lady Gaga ha coincidido con el silencio discográfico de Madonna, que lleva dos años sin lanzar nuevo material, desde que en 2008 apareciese su Hard candy. Pero este tiempo de ausencia, que la 'ambición rubia' ha aprovechado para machacarse en el gimnasio, cambiar de novio y dirigir una película sobre el romance entre Eduardo VIII y Wallis Simpson, podría estar a punto de concluir. "Necesito sudar, moverme, hacer música", ha dicho la intérprete de Like a virgin, que se ha vuelto a aliar con el productor Pharrell Williams para dar forma a su nuevo trabajo. A sus 52 años, mucho va a tener que sudar si quiere mantenerse en lo más alto. Pero con ella todo es posible

También dos años lleva alejada de los estudios de grabación Britney Spears, y como su referente ha sido siempre Madonna, parece haber coordinado su vuelta con ella. El nuevo disco de la 'princesa del pop' llegará en marzo, con 'Hold it against me' como primer sencillo.

Y por si alguien necesita más ejemplos de que las mujeres mandan en el mundo de la música, otra fémina que asaltará el mercado en los meses venideros será Avril Lavigne, la chica a la que todas las adolescentes querían emular hace unos años con su estilo a medio camino entre el punk y el glam. En marzo estrenará Goodbye Lullaby, un trabajo más emocional que los anteriores que tiene a What the hell como primer reclamo.

U2 vs. Coldplay

En el apartado de las bandas también se prevé un duelo en todo lo alto. Los componentes de U2 están trabajando simultáneamente en tres discos. "Tenemos el disco Songs of ascent, tenemos un álbum de rock, tenemos un álbum que suena a música de club y luego tenemos el material del musical de Spiderman", adelantó Bono en una entrevista concedida hace unos meses a la revista Rolling Stone. Lo único que habría que dirimir es cuál de ellos llega antes, aunque lo lógico sería que fuera el primero. Con él, los irlandeses deberían volver a la carretera, donde no deberían tener problemas para reeditar el monumental éxito de su No line on the horizon.

Pero Coldplay no está dispuesto a quedarse de brazos cruzados viendo cómo U2 se lleva el título de grupo del año. La banda liderada por Chris Martin se ha puesto manos a la obra y ha entrado en el estudio de grabación con el productor Brian Eno para dar forma a los temas que configurarán la continuación de Viva la vida or death and all his friends. Será un trabajo conceptual sobre dos rebeldes que deben enfrentarse juntos a los problemas que les depara la vida. Aunque ya se están retrasando más de lo esperado, sus seguidores se frotan las manos.

Del otro lado del Atlántico llegará el nuevo trabajo de R.E.M. En este caso, Michael Stipe y compañía se hacen acompañar de artistas invitados como Patti Smith, Eddie Vedder (Pearl Jam) o Joel Gibb (The Hidden Cameras) en Collapse into now, decimoquinto álbum de estudio de los de Georgia, que apuestan en esta ocasión por un heterogéneo grupo de canciones con las que pretenden satisfacer los gustos de los más exigentes. En marzo estará en las tiendas.

El último plato fuerte en el plano internacional -sin olvidar la vuelta de Roxette, en febrero, con Charm schoo l; de Maná, ese mismo mes con Drama y luz; de Ricky Martin, con Music+soul+sex, o de PJ Harvey, con Let England Shake- es el regreso de The Strokes. Los americanos aún no han desvelado el título, pero sí han confirmado el lanzamiento para marzo mediante una parodia de El hundimiento, la película de Oliver Hirschbiegel sobre el desmoronamiento del Tercer Reich. Diez temas con los que la banda de garage rock regresa tras cuatro años de silencio discográfico y que presentarán en el Festival Internacional de Benicàssim, que ya ha confirmado su presencia como cabezas de cartel.

De Christina Rosenvinge a LOVG

Por lo que atañe al ámbito nacional, la encargada de abrir el juego será Christina Rosenvinge, emblema indie hasta la aparición de Russian Red, que estrenará a finales de enero La joven Dolores. Un puñado de temas muy personales en las que cuenta con colaboradores como Benjamin Biolay o Steve Shelley (Sonic Youth) y que empezará a presentar este mismo mes en Madrid. Tomará el relevo Rosario Flores, que editará en febrero Raskatriski, un singular cóctel a base de baladas, rumbas, bossanova, soul y pop con el que la pequeña del clan quiere colarse en los principales premios del escenario nacional.

Claro que si buscamos un público más amplio, es inevitable referirse a La Oreja de Van Gogh, que estas Navidades comunicaba a sus seguidores la feliz noticia de que su nuevo trabajo "está quedando genial", si bien aún no hay fecha de publicación ni se conocen apenas detalles del mismo. Será el sexto álbum de la banda donostiarra, el segundo con Leire Martínez como vocalista si exceptuamos la revisión de éxitos contenida en Nuestra casa a la izquierda del tiempo, y dada su trayectoria no es aventurado afirmar que serán una de las sensaciones del año. Habrá que estar atentos, además, a la réplica de su ex, Amaia Montero. Solo Amaral, si termina a tiempo, y David Bisbal, que comenzará a preparar su prñoximo disco en mayo, podrían hacerles frente.

Un plano completamente distinto es aquel en el que se mueve Extremoduro, banda liderada por Robe Iniesta que no gusta de ajustarse a fechas predeterminadas, por lo que a nadie sorprendió que pasase noviembre, mes previamente elegido para lanzar sus nuevas canciones, sin noticias de ellos, salvo el anuncio de que estaban perfilándolo y que lo tendrían listo para comienzos de 2011. Si cumplen esta vez, volverán a hacerse con un hueco en las listas de ventas.