arte

La Reina comprueba el desparpajo del joven Van Dyck

Doña Sofía inaugura en el Prado la exposición que repasa los primeros años del genio flamenco

MADRID Actualizado:

El Prado ha cumplido hoy 193 años y lo ha celebrado, como no podía ser de otra manera, con una nueva exposición. La Reina ha sido la encargada de inaugurar 'El joven Van Dyck', una de las mayores exposiciones sobre el maestro flamenco en el mundo y la primera que se celebra en España dedicada a su pintura y dibujos más tempranos. Patrocinada por la Fundación BBVA, la muestra se abrirá al público mañana martes. El Prado ha recogido, de su propia colección y de los mejores museos del mundo, más de noventa pinturas y dibujos del periodo comprendido entre 1615, aproximadamente, cuando el artista contaba 15 años de edad, hasta su marcha a Italia en 1621.

Doña Sofía pudo apreciar, a través de las pinturas y dibujos, la genialidad de este creador. Con apenas 20 años ya tenía unos 200 cuadros realizados. En las primeras composiciones, Van Dyck se muestra vacilante, como si dudara de qué camino tomar. Así muestra su inmadurez creativa, no exenta de calidad, en el tratamiento de las anatomías de 'La entrada de Cristo en Jerusalén', 'La Lamentación' o el 'Sileno ebrio'. En esa época, el pintor de Amberes encontró en uno de los máximos exponentes de la escuela flamenca la luz que necesitaba para sus expresiones creativas, como refleja 'La coronación de espinas', donde las figuras están muy próximas entre ellas y Van Dyck intenta introducir sus texturas y su gusto por los físicos toscos.

La Reina estuvo acompañada en la apertura de la muestra por el director del Prado, Miguel Zugaza; el director de la Fundación BBVA, Rafael Pardo Avellaneda; la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez; el secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle; el presidente del Real Patronato del Museo, José Pedro Pérez-Llorca; el embajador de Bélgica en España, Jan de Bock y el presidente de la Fundación BBVA, Francisco González.