Ana María Matute, Premio Cervantes por una obra llena de imaginación y fantasía

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

"Una autora verdaderamente genial"

De todas las facetas desarrolladas por Matute, el presidente del jurado, Gregorio Salvador, académico de la Lengua, se centró en la producción de literatura infantil y juvenil de la escritora, "una autora verdaderamente genial y que tiene un público fiel en esas edades".El jurado realizó seis votaciones antes de emitir su fallo por mayoría. Como cada año, hubo otros candidatos, y, según diversas fuentes consultadas, el escritor Antonio Muñoz Molina quedó finalista en esta edición del Cervantes. "Se ha discutido, se ha hablado de unos y de otros, pero el ambiente apuntaba claramente a Ana María Matute, fundamentalmente porque hay que procurar que la gente reciba a tiempo los premios que se merece", ha señalado Salvador. Al ser preguntada por el hecho de que solo hayan sido premiadas tres mujeres con el Cervantes, la ministra ha dejado claro que, en materia de premios, "los jurados son absolutamente autónomos" y ha subrayado que, "independientemente de cuestiones de género, Ana María Matute se merece este premio por la calidad de su obra y por ninguna otra consideración".El jurado ha estado formado también por José Eduardo Arellano, Fernando Galván, Luz Elena Gutiérrez de Velasco, Juana Salabert, Esther Tusquets, María Luisa Ciriza, Salvador del Río y Aldo Rufinato. El escritor mexicano José Emilio Pacheco, galardonado en 2009, no ha podido viajar a España por motivos de salud. Esther Tusquets estaba "muy feliz" por el fallo del jurado, y no ocultaba que Matute era su candidata predilecta "Absolutamente feliz" se ha mostrado también Juana Salabert, para quien el premio se le había dado a Matute "por una obra inmensa, deslumbrante, llena de fuerza, de personajes poderosísimos y por obras maestras como Paraíso inhabitado, que es bellísima", ha dicho. "Ella es una artista de las letras y de la vida", ha asegurado Salabert.