ARTE

«La idea del museo nacional está agotada»

Manuel Borja-Villel, director del Reina Sofía, apuesta por "el funcionamiento en red", y los nuevos patrocinios para incrementar la autofinanciación | Dalí, Picasso, Cristina Iglesias o María Blanchard antídotos efectivos contra la crisis en la próxima temporada

MADRID Actualizado:

"La idea del museo nacional, circunscrito a un territorio muy determinado, no funciona. Está agotada e insistir en ella no genera más que el aislamiento y la desaparición". Lo dice Manuel Borja-Villel, director desde 2008 del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, que cada vez tiene menos de nacional y más de institución global conectada con los grades museos del mundo. Esa activa conexión internacional que lleva aparejada "el funcionamiento en red" es la apuesta e Borja-Villel para garantizar el futuro del santuario del arte contemporáneo en España. Su movimiento más inmediato será, sin embargo, recurrir a grandes nombres de nuestro arte, como Salvador Dalí, Pablo Picasso, María Blanchard o Cristina Iglesias, como puntales de la próxima temporada. Serán sus antídotos para conjurar la crisis con una programación menos elitista y hermética, más abierta y del gusto de un púbico masivo.

Reconoce Borja-Villel que la institución que dirige "afronta todas las incertidumbres presupuestarias" y que ahora "ningún museo público o privado puede competir con los coleccionistas privados". En un contexto de crisis duradera y con las subvenciones a la baja, su objetivo es incremntar la autofinanciación. Un camino que facilita la Ley específica de la que el museo se dotó en septiembre de 2011, semejante a la que desde hace siete años los designios rige del museo del Prado, "que la obtuvo en época de bonanza". También la itinerancia de las exposiciones y los proyectos en colaboración que "reducen los gastos a la mitad", y una programación plagada de grandes nombres de la vanguardia con enorme tirón para un público más amplio.

"Nuestra apuesta pasa por tratar de generar cada vez más recursos, mediante patrocinios directos e indirectos, explotar nuestros propios recursos a través de una sociedad mercantil, en estudio de viabilidad, y aumentar nuestra autofinanciación", insiste Borja-Villel, que no se olvida, con todo, de la programación de sus duras "exposiciones de tesis" ni del prisma iberoamericano. Optimista, cree que se mantendrá el flujo de visitantes y que la colección propicia que no decaiga.

Guernica

Uno de los puntales de la nueva temporada será la conmemoración del 75º aniversario de la realización del Guernica, el gran e infalible activo del museo. Una muestra titulada 'Encuentros con los años 30' se abrirá el 2 de octubre y contrastará el genio de Picasso con los de Joan Miró, Yves Tanguy, Moholy-Nagy, Man Ray, Robert Delaunay, André Masson, Piet Mondrian, Wassily Kandinsky o Joaquín Torres-García. Muchas de las casi 400 piezas de la exposición se verán por primera vez en España, entre ellas un importante depósito de familia de André Masson (1896-1987) formado por medio centenar de obras del creador francés.

Salvador Dalí será el otro gran pilar de la temporada del 'Reina' que dedicará al genio surrealista una gran muestra que, en colaboración con el Pompidou, quiere "revalorizar al escritor y creador y su particular visión del mundo". Será la exposición más importante desde la que dedicó a Dalí el desaparecido MEAC en 1983 y reunirá cerca de 200 obras, muchas inéditas en España. Se inaugurará el 23 de abril de 2013 y contará con un significativo préstamo del MoMA, que cede 'La persistencia de la memoria' (1931). El Philadelphia Museum of Art presta 'Construcción blanda con judías hervidas (Premonición de la guerra civil)' (1936) y la Tate Modern 'Metamorfosis de Narciso' (1937).

Conectada con esta muestra, Borja-Villel ha programado a finales de 2013 otra exposición "de tesis", que aborda la idea de "el arte como biografía" y que llegará hasta el arte contemporáneo partiendo del XIX "Será una reflexión del arte del siglo XX" que aludirá a figuras clave como Picasso, Kafka o Andy Warhol, anticipa.

Comisariada por Lynne Cooke, la mayor retrospectiva de la escultora donostiarra Cristina Iglesias (1956) reunirá a partir del 5 de febrero medio centenar de piezas que recorren toda su trayectoria, desde mediados de los ochenta a la actualidad.

La temporada se competa recibiendo la muestra dedicada a la cántabra María Blanchard (Santander, 1881-París, 1932) que ha adelantado la fundación Botín y que reivindicar a través de 77obras el trabajo de esta insólita artista, clave de la vanguardia parisina. Con mayoría de pinturas incluye una selección de dibujos y una variada documentación en torno a la pintora, que basculó entre el cubismo y la figuración.

Seguirá el museo tendiendo puentes con Latinoamérica, y recibirá en enero de 2012 la colección de Patricia Phelps de Cisneros. La más importante del arte hispanoamericano de la segunda mitad del siglo XX, la selección contará con unas 200 obras, la mayoría nunca expuestas en España, de artistas como Helio Oiticica, Gego, Mira Schendel, Lygia Clark, Lygia Pape Jesús Soto, Cruz-Díez o el brasileño Cildo Meireles, pionero del arte conceptual, premio Velázquez 2008 al que también se dedicará una exposición en el Palacio de Velázquez.

Habrá una muestra en tono al figura y el influjo de Antonin Artuad y otra de fotografía de Robert Adams quem junto a la dedicada a los trabajos del eslovaco Roman Ondák y Azucena Vieites completan el programa de la nueva temporada.