«Me veo dirigiendo a largo plazo»
Maribel Verdú durante la presentación de la película "De tu ventana a la mía". /Video: Virginia Carrasco | Foto: F. Alvarado (Efe)
CINE | ENTREVISTA CON MARIBEL VERDÚ

«Me veo dirigiendo a largo plazo»

MADRID Actualizado:

Maribel Verdú (Madrid, 1970) no para de jugar. “Coppola me lo decía: ‘No olvides que en inglés ‘play’ significa jugar y actuar’, recuerda la actriz en plena promoción de ‘De tu ventana a la mía’ uno de los tres estrenos que presentará este año. “Y para mí lo mejor de ser actriz es que me permite jugar, pasar por distintos personajes, pasarlo bien para hacerlo pasar bien al público”, sostiene.

A estas alturas del juego –debutó allá por 1985 cuando Vicente Aranda le dio su primera oportunidad a los 13 años en la serie ‘La huella del crimen’ de TVE- lo que se permite Maribel Verdú es el juego de riesgo. “El riesgo es lo que más me puede gustar del mundo. Es una suerte enorme la que tengo de estrenar en un mismo año tres películas que nada tienen que ver, dos óperas primas (‘De tu ventana a la mía’ y ‘Fin’) y en el medio Pablo Berger con esa Blancanieves muda y en blanco y negro, que va a ser una sorpresa. Además hago de mala malísima, que es algo que no estoy acostumbrada a hacer. De hecho creo que es la segunda que hago en mi vida”, adelanta la actriz, que considera que el éxito de ‘The Artist’ va a jugar a favor de la ‘Blancanieves’ española.

Aún recuerda cuando en pleno rodaje de la versión del cuento en la plaza de toros de Aranjuez se enteraron del revuelo que estaba causando en Cannes una película muda francesa que homenajeaba a los inicios del cine en Hollywood. “Al principio fue un bajón”, admite Verdú. “Pablo lleva con el proyecto nueve años y yo llevo cinco involucrada en esta Blancanieves. Nos han quitado la sorpresa, pensamos entonces. Ahora pasado el tiempo, y sabiendo el éxito que ha tenido ‘The Artist’, estamos animados: hay público para este tipo de cine diferente”, reflexiona.

Antes de que se estrene ‘Blancanieves’ –Cannes podría estar interesado en repetir suerte con otro proyecto que homenajea al cine mudo-, Maribel Verdú volverá a ponerse en las manos de su directora fetiche, su amiga Gracia Querejeta, cuyo anterior filme, ‘Siete mesas de billar francés’, le valió a Verdú su primer Goya. Será en abril cuando se ponga bajo la piel de una aspirante a actriz con muy poca suerte, y madre del protagonista de ‘Felices 140’. “Trabajar con Gracia es el mejor regalo. Me conoce muy bien y escribe los mejores guiones”.

Pero más allá del cine, la actriz está preocupada por el impacto que tendrá la crisis en la cultura. "No sólo me preocupa el cine, sino la cultura en general, porque es esencial para las personas, para su educación y formación", asume.

El teatro -ahora está sobre las tablas con 'El tipo de la tumba de al lado', dirigida por Josep Maria Pou- y el cine menos convencional ocupan ahora la atención de Maribel Verdú. Y también una idea a largo plazo que le ronda la cabeza: dirigir. “No creo que dirija nunca”, dice al inicio, indecisa. “Bueno, quizás sí, la experiencia la tengo, pero es algo que me veo haciendo a largo plazo, cuando encuentre una historia que me apasione”, admite. De momento, a seguir jugando.