El Príncipe anima a «continuar» y a «ser fieles» al espíritu de la Residencia

Don Felipe presidió ayer la Conmemoración del Centenario de la institución madrileña

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El 1 de octubre de 1910 abría sus puertas la Residencia de Estudiantes, institución impulsada por Junta para la Ampliación de Estudios e Investigaciones Científicas. Primero lo hizo en la calle Fortuny, después se trasladaría a la Colina de los Chopos, donde continúo su labor hasta 1936, interrumpida por la Guerra Civil. Veinticinco años en los que se convertiría en el primer centro cultural de España y en un laboratorio de ideas y conocimiento que nutrió Europa y al que estuvieron vinculados cuatro Premios Nobel españoles. Ayer, en el mismo lugar, la institución, que en 1986 recuperaba su nombre y sus funciones, celebró su primer centenario en un acto presidido por el Príncipe de Asturias.

Don Felipe, tras visitar la exposición «100% Residencia», un recorrido gráfico y documental por los protagonistas de su historia, desde los maestros —Eugenio d'Ors, Ortega y Gasset, Juan Ramón Jiménez, Falla...—, a los alumnos —García Lorca, Dalí, Buñuel...—, pasando por un excelso número de conferenciantes —Octavio Paz, Le Corbusier, Marie Curie, Celibidache, Gelman,...—, dedicó cálidas palabras a la institución, encabezas por un agradecimiento, «por vuestro recibimiento a esta “nuestra” querida Casa» y una felicitación al alcanzar tan emblemática cifra. «De corazón os doy mi enhorabuena más entusiasta por este gran Aniversario a todos los que formáis parte de la Residencia y a cuantos colaboráis con ella». Una institución de la que Don Felipe es Presidente de Honor desde 1998 y a la que se siente muy ligado. «Como cada vez que nos encontramos, quiero renovar el respaldo y aliento que la Corona aportó desde el primer momento a esta querida entidad y a lo que representa, es decir el espíritu de búsqueda del conocimiento, de libertad y de tolerancia que formuló y puso en práctica la Institución Libre de Enseñanza». Un siglo después, el Príncipe abogó por «continuar» esta labor y «ser fieles al espíritu que la animó siempre, pero también volcados en el presente, puesto que cada tiempo requiere sus propios cometidos». Para concluir, Don Felipe citó a Azorín, al afirmar que la Residencia de Estudiantes contribuye a la «confraternidad de todos los hombres que aman la libertad, el intelecto y la tolerancia», y trasladó la felicitación «llena de afecto, gratitud y reconocimiento» de Sus Majestades los Reyes.

El acto de Conmemoración del Centenario contó además con la presencia de la ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia; la de Cultura, Ángeles González Sinde; el de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba; la presidenta del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas; la directora de la Residencia, Alicia Gómez- Navarro; y su director honorario —y comisario de los actos— José García Velasco.

Después de los discursos, Don Felipe recorrió varias de las instalaciones de la institución, como la recreación de una de las habitaciones de los estudiantes en su primera época; así como varias representaciones artísticas situadas en los jardines. Asimismo participó en la foto de familia en la que tomaron parte algunos de los descendientes de los antiguos residentes, invitados a la celebración, como Laura García Lorca, Juan Luis Buñuel, Paloma Varela Ortega, Paloma Altolaguirre y Alfonso Martínez de Irujo, entre otros.