Bono, The Edge y compañía soplan esta semana las 20 velas de «One», una de las canciones más míticas de U2 - ABC

U2 sopla las veinte velas de «One»

Se cumple el vigésimo aniversario de la publicación de la canción del grupo irlandés, que llegó a versionar el gran Johnny Cash

MADRID Actualizado:

Hay canciones por las que no pasan los años. Sus letras no tienen fecha de caducidad, sus acordes mantienen el ritmo del primer día y su melodía sigue sonando en los diales de todos los que presumen de corazón musical. Una de ellas es «One», el mítico tema de U2, que esta semana celebra sus veinte primaveras.

Exactamente el 6 de marzo de 1992 salía a la venta, como single, esta canción, tercer sencillo del mítico álbum « Achtung Baby». Con este disco, producido en Berlín por Brian Eno y Daniel Lanois, la banda quería «volver a intentarlo de nuevo» tras la notable acogida de «The Joshua Tree» (1987) y «Rattle and Hum» (1998).

Definida en su día por The Edge como una pieza «increíblemente emotiva» que va «directa al corazón», «One» no llegó nunca al número uno en las listas de éxitos tras salir al mercado, algo que, según recoge EFE, «decepcionó un poco» a la banda, tal y como revela Bono en el libro «U2 por U2».

Pese a ello, con el paso de los años fue calificada por la revista «Rolling Stone» como una de las mejores canciones de todos los tiempos, por no mencionar la devoción que los seguidores del grupo manifiestan hacia ella.

Aún así, no solo su relativo éxito de salida causó malestar al carismático líder de U2. Y es que, veinte años después, Bono sigue sin entender cómo, aunque «One» habla del dolor de la separación de dos personas, para mucha gente la canción es un emotivo himno al amor.

Para Bono, tal y como recoge EFE, «hay algo muy poco romántico en todo esto, la canción es un poco retorcida y por eso nunca he entendido por qué la gente quiere ponerla en su boda». De hecho, el cantante confesó haber conocido a unas cien personas «que la han hecho sonar el día de su boda y siempre les digo: ¿Estáis locos? ¡Si habla de separarse!».

Versiones y videoclips

Pero «One» no ha sido controvertida solo por las diversas interpretaciones de su significado. Después de que el grupo anunciara que los beneficios generados por la canción irían a parar a la lucha contra el Sida, el fotógrafo Anton Corbijn presentó a la banda su idea para el videoclip promocional. En el vídeo, Bono, The Edge, Larry Mullen y Adam Clayton aparecen caracterizados como travestis en un decorado decadente.

Según The Edge, es una pieza «increíblemente emotiva» que va «directa al corazón»

El videoclip de Anton Corbijn funcionó, al menos desde el punto de vista artístico, pero U2 temió que se interpretase que estaban relacionando el Sida solo con la sexualidad y, ni cortos ni perezosos, decidieron vetar el trabajo de Corbijn. Para compensar, contrataron a Mark Pellington, aleccionado por Bono y compañía para rodar una versión más sobria y conceptual.

La versión de Pellington causó furor en la MTV, pero resultaba demasiado repetitiva y U2 pensó que el tema funcionaría mejor con algo más convencional, por lo que fijaron sus ojos en Phil Joanou.

Entresijos que demuestran que «One» es una canción que tiene vida propia y hasta se ha reencarnado en otros artistas como el gran Johnny Cash, que en 2001 grabó una versión en su último disco en acústico, o Mary J. Blige, que incorporó el tema interpretado junto a la banda para su disco «The Breakthrough».

Y si de internet hablamos, las versiones más vistas de «One» son la que U2 grabó con Pavarotti en 2003 y su actuación en Santiago de Chile en 1998, con las madres de los desaparecidos durante la dictadura de Pinochet sobre el escenario.