La danza anárquica de Platel «experimenta» con la música de Verdi y Wagner en el Real
El momento del ensayo de «C(h)oeurs», en Gante - ABC

La danza anárquica de Platel «experimenta» con la música de Verdi y Wagner en el Real

El coreógrafo presenta «C(h)oeurs», que se estrenará en Madrid en marzo y en la que sonarán los coros más populares de los dos compositores

GANTE (BÉLGICA) Actualizado:

Las paredes de la sala de ensayos de Studio S3 en Gante (sede de Los Ballets C de la B) están forradas de fotografías. A la derecha se pueden ver las imágenes de algunos de los integrantes del Coro del Teatro Real de Madrid; en la pared opuesta, las de algunos de los voluntarios —en total han participado 107— que cada sábado, desde el pasado mes de octubre, participan en el último y más ambicioso proyecto del coreógrafo Alain Platel, «C(h)oeurs». Un título que encierra y contrapone dos conceptos, el de la masa (choeurs-coros) frente al individuo (coeurs-corazones) y que tiene como hilo conductor las partituras corales más conocidas de las óperas de Verdi («Nabucco», «Macbeth, «Traviata») y de Wagner («Lohengrin», «Tannhäuser», «Los maestros cantores de Nuremberg»). Algunos de estos himnos, que en Madrid serán interpretados por el Coro del Real, han hecho brotar las lágrimas y las risas de los voluntarios. «La obra es una representación sobre el poder de la multitud, el grupo y el lugar que ocupa el individuo en él», indica Platel.El espectáculo incluye también el recitado de varios textos, traducidos al castellano, de Margarite Duras y Jonathan Littell, que ahondan en esa misma reflexión sobre la masa y el individuo.

Platel, que ha incluido en sus montajes con frecuencia música de Monteverdi, Haendel o Bach, confiesa, entre bromas, que sintió cierta sorpresa cuando Gerard Mortier, el director artístico del Real, le hizo la propuesta. «Al principio cuando me habló de Verdi dije no, no...», recuerda. Sin embargo, su escepticismo fue borrado por el entusiasmo de Mortier. «A principio no me interesaba mucho la ópera, pero con el tiempo me ha ido gustando porque aglutina todas las artes. Toca todos los sentimientos y valores universales», explica el coreógrafo tras la prsentación a la prensa internacional de esta coproducción que se estrenará en Madrid el próximo 12 de marzo.

Fundador de Los Ballets C de la B en 1985 y de formación autodidacta, Platel colgó la bata de psicólogo para sumergirse de lleno en el arte, un camino en el que tuvo como referencia a Pina Bausch. Difícil de etiquetar, su estilo ha sido definido como ecléctico, anárquico y comprometido, y en él confluyen distintas disciplinas como la danza, el teatro, el canto o la performance. Unas coordenadas que le llevaron a cruzarse en el camino con Mortier, reacio también a seguir los cánones convencionales de la ópera. Tras colaborar en «Wolf», montaje presentado en la Ópera de París en 2005, vuelven ahora a repetir y a «experimentar» con una apuesta no exenta de riesgos.

Un puente para los jóvenes

En ese juego constante de buscar paralelismos con la realidad política y social, Mortier eligió los coros más conocidos de Verdi y Wagner «porque fueron dos compositores que lucharon defendiendo el nacionalismo de sus países en contra del federalismo. Algo que está sucediendo también ahora en Europa», indica el director belga, que con este montaje pretende tender un puente al público más joven. «Como con “Wolf”, esta es una manera de encontrar caminos para transmitir este tipo de música a los jóvenes que solo se interesan por el techno o el pop. Con Mozart vivimos una buena experiencia», señaló durante la rueda de prensa.

Los ensayos de «C(h)oeurs» en Madrid comenzarán el 11 de febrero y Platel espera que sean igual de excitantes que en Gante. «El gran reto es ver si funciona. Espero que la gente del coro se sienta suficientemente libre para interpretar el mensaje extraído de la ópera», concluye Platel.