Cálida acogida en la franja palestina a Barenboim y su «Orquesta para Gaza»

Cálida acogida en la franja palestina a Barenboim y su «Orquesta para Gaza»

«Nadie en el mundo debe vivir bajo una ocupación», reivindicó el director de orquesta y pianista argentino-israelí, antes de interpretar obras de Mozart

GAZA Actualizado:

Un público constituido por artistas y representantes de la sociedad civil, en el que hubo una notable ausencia de dirigentes políticos, celebró con entusiasmo y ovaciones el concierto de la «Orquesta para Gaza» dirigido por el director y virtuoso del piano, Daniel Barenboim.

El maestro de origen argentino y que cuenta con la nacionalidad israelí y española arribó en la franja palestina esta mañana a través del cruce de Rafah, fronterizo con Egipto, donde fue recibido por un coro infantil que cantó para el canciones tradicionales palestinas y árabes.

A mediodía ofreció un concierto en solidaridad con el pueblo palestino al frente de una orquesta de 25 miembros integrada por músicos de diferentes conjuntos y países, que fue organizado por la red palestina de ONG.

El evento tuvo lugar en el Centro Cultural Al Mathaf de Gaza capital y, entre piezas del música clásica del siglo XVIII, el director de orquesta interrumpía el programa musical para dirigirse a las cuatrocientas personas que abarrotaban la sala. «Venimos como mensajeros de la ONU no sólo para haceros escuchar música, sino también porque creemos que la gente de Gaza tiene derecho a sentarse a escuchar música del siglo XVIII en el año 2011», dijo a la audiencia.

Barenboim se identificó como un «palestino e israelí», lo que a sus ojos, sirve para demostrara que «palestinos e israelíes pueden vivir juntos y alcanzar la paz y la justicia». En 2008 la Autoridad Nacional Palestina (ANP) otorgó al músico el pasaporte palestino como muestra de gratitud hacia innumerables iniciativas a favor de la paz en Oriente Medio.

El director señaló que él no cree en «ninguna solución militar» y añadió que «la causa palestina es una causa justa que no puede ser solucionada con violencia, sino sólo con justicia». «Nadie en el mundo debe vivir bajo una ocupación», añadió en medio de grandes aplausos.

El conjunto que dirigió estaba integrado por destacados músicos de la Staatskapelle de Berlín, de la Filarmónica de la misma ciudad, así como la de Viena, de la Orquesta sinfónica de París y la Scala de Milán. En la organización del concierto participaron la Oficina de la ONU para Coordinación Especial del Proceso de Paz en Oriente Medio (UNSCO) y la Agencia de la ONU para los refugiados palestinos