Ana Belén y Rosa Torres Pardo, unidas por la música y la poesía
Ana Belén y Rosa Torres Pardo - ABC

Ana Belén y Rosa Torres Pardo, unidas por la música y la poesía

La cantante y la pianista presentan, este jueves en el Teatro Español, el espectáculo «Música callada. La vida rima», dirigido por José Carlos Plaza

SUSANA GAVIÑA
MADRID Actualizado:

A Rosa Torres Pardo le gusta desmarcarse de vez en cuando de su trayectoria habitual, la de concertista de piano, «cada vez hay menos demanda de este tipo de formatos», se lamenta. Y en los últimos años nos tiene acostumbrados a ofrecernos una versión algo diferente de su faceta como artista. La conocemos como intérprete de Albéniz y Granados, se ha atrevido a abordar, con voz y piano, las canciones de Weill y Brecht, y hace un par de años compartió escenario con José Luis Gómez para rendir homenaje a Albéniz. Ahora, se ha buscado un nuevo compañero, en esta ocasión compañera, de viaje, para dar otra vuelta de tuerca a su trabajo. Se trata de la actriz y cantante Ana Belén, con la que comparte su pasión por la poesía. «Es bueno abordar la música desde distintos enfoques, eso te enriquece», explica Rosa Torres Pardo a ABC.

Ambas se han unido para protagonizar «Música callada. La vida rima», que se estrena el jueves en el Teatro Español. Un espectáculo en el que interactuan a través de la palabra y de la música, de ahí su nombre, tomado de una partitura de Mompou y una frase de William Layton, maestro de Ana Belén, que pretende reflejar el espíritu de este encuentro.

Principio místico

«El proyecto original estaba pensado para Cuenca —recuerda—, por eso su contenido se inclinaba inicialmente hacia la mística. La intención era incluir música de Mompou con poemas de San Juan de la Cruz, en esa línea...». Después el proyecto fue evolucionando, pero manteniendo el mismo hilo conductor: conjugar la poesía —adaptada por Antonio García Montero— con partituras de Chopin, Stravinski, Beethoven, Bartok..., «que una nos llevará a la otra». Así en el programa, se encabalgan «Las reflexiones sobre la música» de Cernuda con la «Fantasía en Do menor» de Mozart; «La paloma» de Alberti con una canción de Guastavino que ya hiciera muy popular Ana Belén, «Se equivocó la paloma», o la «Nana» de García Lorca con la partitura del mismo nombre de García Abril, «de esta manera vinculamos el Sur del poeta, con el norte del compositor».

Teatro dentro del teatro

Esta fórmula permite incluir música «más accesible que puede acercar al público al mundo más clásico», afirma la pianista que confiesa estar disfrutando mucho de esta experiencia, que califica como «teatro dentro de teatro, en el que pregunto y respondo durante el espectáculo». Ana Belén y Rosa han trabajado a las órdenes de José Carlos Plaza, director del espectáculo, «me ha enseñando a ver cosas aparentemente invisibles que suceden en la escena. Además me ha hecho sentirme “actriz”», afirma. Incluso le ha sugerido interpretar alguna partitura desde otra perspectiva, «menos dramática y más optimista, porque afirma que la poesía no siempre tiene que ser triste».

Estrenado el pasado mes de abril en Bilbao, «Música callada. La vida rima» viajará después a Tenerife, Mérida, Santiago de Compostela, Sitges, Vigo, Gerona, Segovia, Santander y Barcelona.