Yusuf Islam (Cat Stevens) organiza un concierto benéfico para los refugiados sirios

Tendrá lugar en Londres el 14 de junio, y para acompañar la iniciativa ha grabado un single titulado «He Was Alone», en el que relata la historia de un niño sirio de 12 años

MADRIDActualizado:

El músico Yusuf Islam (Cat Stevens), de 67 años, ha organizado un concierto benéfico para recaudar fondos para los refugiados sirios, que se celebrará en Londres, en el Central Hall Westminster,el próximo 14 de junio.

Para acompañar la convocatoria, ha mostrado hoy el videoclip del single que pondrá a la venta el mismo día del concierto, «He Was Alone», en el que habla de la trágica historia de un niño sirio de 12 años que pierde su hogar y su familia.

La campaña, titulada #YouAreNotAlone, cuenta con el apoyo de algunos personajes populares como Steve McQueen, Pete Townshend, Naomie Harris, Naomi Campbell, Bob Geldof, y Emma Thompson.

El artista británico, que saltó a la fama a finales de los años sesenta y tuvo un gran éxito con canciones como «Father & Son», «Wild World» o «Moon Shadow», se convirtió al Islam en 1978 y adoptó el nombre de Yusuf Islam. Hasta el año 2006 no volvió a cantar canciones pop, y ha participado en un gran número de iniciativas filantrópicas, por lo que recibió el título de «hombre por la paz» en 2004 por su labor humanitaria a favor de los niños en Bosnia, Kosovo, Albania o Irak, a través de su fundación Small Kindness.

«Era difícil quedarme a un lado observando esta tragedia sin intentar hacer nada. Simplemente decidí ayudar a humanizar la narrativa y prestar mi voz a este llamamiento para mantener los corazones y las puertas abiertas a todos los refugiados, en particular a los jóvenes, que han perdido el futuro que hubieran podido esperar», explica en la web del concierto.

Él mismo ha visitado varios centros de refugiados, como el de Gaziantep (Turquía), y comentó que «existen una gran cantidad de críticas sobre Turquía desde el punto el punto de vista político, pero a nivel humanitario, tengo que decir que fue uno de los mejores campos que he visto».