Donald Trump
Donald Trump - Reuters

Trump fracasa en su intento de liberar al rapero ASAP Rocky

El gobierno sueco rechaza su intermediación, y Justin Bieber le ha lanzado una pulla: «Está muy bien que intentes ayudarle, pero mientras tanto podrías sacar a los hijos de inmigrantes de esas jaulas»

Actualizado:

La detención y el encarcelamiento del rapero ASAP Rocky en Suecia, tras su implicación en una pelea callejera, ha puesto manos a la obra al mismísimo Donald Trump, que afirma estar negociando su liberación con el primer ministro sueco, Stefan Löfven.

Sin embargo, la implicación del presidente de Estados Unidos no está teniendo por ahora los efectos esperados. A pesar de que Trump se ofrece como «aval», los fiscales suecos extendieron el pasado viernes la detención de Rocky durante otros seis días, y un portavoz de Löfven ha respondido que el Gobierno sueco «no puede, ni intentará, influir en los procedimientos legales. En Suecia todos son iguales ante la ley».

El tiro también le ha salido por la culata a Trump en Estados Unidos, no sólo porque buena parte de la comunidad afroamericana rechace contar con su ayuda para liberar al rapero, también por el «zasca» que le ha lanzado la mayor estrella del pop norteamericana, Justin Bieber. «Está muy bien que intentes ayudar a Rocky, pero mientras tanto, quizá podrías sacar a todos esos niños de sus jaulas», en referencia al trato que están recibiendo muchos hijos de inmigrantes al intentar cruzar la frontera de México.