Tomorrowland durante el pasado 21 de julio
Tomorrowland durante el pasado 21 de julio - EP

Tomorrowland 2019Las drogas y las altas temperaturas complican la segunda etapa del festival Tomorrowland

Varios altercados obligan al fiscal de Amberes a lanzar una alerta acerca de los fuertes estupefacientes. Mientras, la intensa ola de calor causa el desplome parcial del techo de uno de sus principales escenarios

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Tomorrowland es uno de los festivales de música electrónica más reconocidos de todo el mundo. Se lleva a cabo todos los veranos durante dos fines de semana en julio desde 2005 en Boom, al sur de Amberes, con una asistencia de 400.000 personas.

La segunda etapa arrancaba ayer en la ciudad belga con dos frentes abiertos. En primer lugar, la alerta por drogas que la Fiscalía se ha visto obligado a emitir, tras una muerte y los 250 arrestos que se produjeron dentro del recinto. A ello se suman las altas temperaturas, que han provocado el derrumbe parcial de uno de los techos de uno de los escenarios

El pasado viernes 19 de julio, la primera jornada del certamen se cerraba con la muerte de un hombre indio de 27 años. El joven se desplomaba durante el concierto de Steve Aoki y fallecía poco después en el Hospital Universitario de Amberes.

A pesar de que no se ha confirmado por fuentes oficiales, las drogas planean sobre su muerte. Poco después, otros cuatro asistentes al festival que habían consumido narcóticos ingresaban en cuidados intensivos del centro hospitalario. Además, la policía había detenido a un total de 250 personas por tráfico o tenencia de estupefacientes.

Aunque se trata de cifras similares a otras ediciones del certamen, el fiscal se ha visto obligado a lanzar una advertencia: «El peligro es que los asistentes que vienen del extranjero no son conscientes de la calidad de las drogas que están presentes en el mercado belga», ha indicado a AFP Stéphanie Chomé, la portavoz de la fiscalía.

Los estupefacientes incautados «se fabrican aquí en Bélgica y Holanda», ha explicado Chomé, «y la calidad es extremadamente buena» ya que «las cantidades de ingredientes activos son mucho más altas que en el extranjero», ha confirmado a AFP.

Derrumbe y altas temperaturas

La primera jornada de esta segunda etapa no ha estado exenta de sustos. El techo de uno de los escenarios principales se derrumbaba parcialmente durante la celebración de una de las fiestas. Muchos de los festivaleros se refugiaron allí para encontrar un alivio ante el calor del exterior, pero nadie resultó herido.

El festival también ha tenido que tomar medidas especiales ante las altas temperaturas (hoy hay previstos 39° C de máxima). Las puertas llevan abiertas desde las 9.00 h. y está trabajando para mejorar los accesos al agua potable y establecer más áreas de sombra.

El certamen retransmitirá en directo sus principales actuaciones.