Teresa Berganza
Teresa Berganza - Pedro Martínez

Teresa Berganza, sobre Plácido Domingo: «¿Quién soy yo para juzgar a nadie?»

El ministro de Cultura en funciones, José Guirao, asegura sobre el asunto que no le gustan las denuncias anónimas

MadridActualizado:

«Yo no juzgo a nadie; ni a mis hijos. ¿Quién soy yo para juzgar la vida privada de nadie?» Quien así habla es Teresa Berganza, no solo una de las más grandes cantantes de ópera de las últimas décadas sino además una mujer que ha hecho de la libertad su principal bandera. La mezzosoprano habla desde Santander, donde pasa unos días de descanso –«un poco de playa por la mañana y un concierto en el festival por la tarde», revela–. Desde allí ha asistido a todo el revuelo generado en torno al tenor Plácido Domingo tras ser acusado de acoso sexual por nueve mujeres (ocho de ellas de manera anónima), pero no es posible sacarle otra frase que «Yo no soy quién para juzgar a nadie».

Domingo y Berganza, en la «Carmen» de Edimburgo de 1977
Domingo y Berganza, en la «Carmen» de Edimburgo de 1977 - ABC

Teresa Berganza y Plácido Domingo han coincidido en varias ocasiones sobre el escenario a pesar de frecuentar repertorios muy diferentes. En el debut de la mezzosoprano en el papel titular de «Carmen», uno de los más celebrados de la carrera de la cantante madrileña, contó precisamente con él como compañero. Fue en el festival de Edimburgo en 1977, en unas legendarias funciones dirigidas musicalmente por Claudio Abbado y escénicamente por Piero Faggioni, y que quedaron reflejadas en una aplaudida grabación discográfica. «Para mi primera “Carmen” -ha dicho siempre Teresa Berganza- yo quería a los mejores a mi lado; y Plácido era el mejor Don José».

Mezzo y tenor coincidieron por última vez en el Teatro Real, en la gala con la que este coliseo celebró el 70 cumpleaños de Domingo. «Je t’aime -le dijo en aquella ocasión Teresa Berganza desde el escenario, antes de cantarle el “Cumpleaños feliz”-; eso que tú me has dicho a mí tantas veces antes de matarme. Te quiero por lo guapo que eres, lo bien que cantas y porque eres una gran persona».

«Pena de telediario»

El escándalo generado en torno al tenor madrileño y a las acusaciones de acoso sexual realizadas en una agencia de prensa por nueve mujeres (ocho de ellas de manera anónima) seguía ayer vivo. La Scala de Milán confirmó ayer a Efe que mantiene la gala extraordinaria el 15 de diciembre en la que se celebrarán las bodas de oro de Plácido Domingo con el histórico coliseo italiano.

Por su parte, el ministro de Cultura y Deporte en funciones, José Guirao, habló sobre el asunto en Pulpí (Almería). «Creo que cuando alguien habla, algún motivo tendrá, pero tendrá que demostrarlo, porque está en juego la honorabilidad y el comportamiento de una persona. En el ordenamiento jurídico existe la presunción de inocencia. También existe, y eso no está en el ordenamiento jurídico, la pena del telediario. Una vez denunciado, ya tu imagen y figura está en entredicho y eso también crea daños», lamentó el ministro, que insistió en que hay que dejar trabajar a la Justicia. «A mí las denuncias anónimas no me gustan -concluyó el ministro en declaraciones que recoge Efe-. Las respeto, soy respetuoso, que cada uno haga lo que crea, pero te crean un problema moral de quién lo hace, por qué lo hace y con qué pruebas».