El músico británico Jason Pierce
El músico británico Jason Pierce - ABC

Spiritualized, inspiración y locura

Comandados por Jason Pierce, presentan «And Nothing Hurt» en Madrid y Barcelona

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Poco después de su concierto en el Primavera Sound, Spiritualized lanzaron el primer anuncio de su nuevo disco con una curiosa paradoja de la comunicación: emitiendo un mensaje en código morse a través de Twitter. Aquella sucesión de líneas y puntos fue pronto descifrada por sus fans, ávidos de nuevo material tras un silencio discográfico de seis años que empezaba a hacerse eterno, especialmente después de que su líder, Jason Pierce, incumpliese su promesa de publicarlo en 2017. «A Perfect Miracle», así se titularía una de las canciones del álbum que unos meses después (el pasado 7 de septiembre) vio la luz para culminar uno de los procesos creativos más peliagudos a los que Pierce se haya enfrentado jamás. «La gestación de este disco me ha vuelto más loco que cualquier otra cosa que haya hecho antes», explica el músico británico, que ha compuesto y grabado todas las canciones en solitario. «Mi intención era capturar el sonido que la banda ha estado desplegando en nuestros últimos conciertos, pero no tenía los recursos necesarios. Tuve que adaptarme a esas limitaciones, así que hice todo el disco yo solo con un ordenador, en una habitación de mi casa».

Para grabar «And Nothing Hurt», Pierce pasó una larga temporada adaptándose a los medios disponibles, «subiendo y bajando el volumen de esto y aquello durante meses, nivel a nivel, con más error que ensayo», hasta que consiguió emular mínimamente el sonido que sacaría en un estudio profesional. «Las baterías y percusiones fueron lo único que sí requirió un pequeño viaje a un estudio», reconoce el artista, que tomó como referencia los trabajos del estrafalario productor jamaicano LeePerry, en los que «todoslos sonidos vienen de todas direcciones, en una extraordinaria construcción que no depende de la alta tecnología de grabación».

«And Nothing Hurt», cuenta Pierce, también está en gran parte inspirado por el sonido de «Ladies And Gentlemen We Are Floating In Space», su disco de 1997.. Pero sin untárselo cual crema de rejuvenecimiento. «No estoy intenando luchar contra el paso del tiempo. De hecho, este disco trata sobre la auto-aceptación».