Salvador Sobral presenta en Barcelona su nuevo disco, «París, Lisboa»
Salvador Sobral presenta en Barcelona su nuevo disco, «París, Lisboa» - ABC

Salvador Sobral, un «crooner» atípico que bebe del jazz más que del fado

El artista portugués actúa hoy en el Palau de la Música Catalana de Barcelona para presentar «París, Lisboa», su último disco

Corresponsal en LisboaActualizado:

Salvador Sobral, entre Palma de Mallorca y Barcelona en sus años de juventud, siempre se ha reído mucho con las comedias de Almodóvar… y le encantaba comentar las escenas y los diálogos con su hermana Luisa, compositora de la balada «Amar pelos dois», gran sorpresa en el Festival de Eurovisión hace un par de años al conseguir por primera vez el título para Portugal. Desde entonces, su trayectoria ha dado un vuelco en ese camino de rosas y espinas que le ha tocado vivir: felicidad absoluta por triunfar con su estilo de atípico «crooner» contemporáneo, deudor del jazz más que del fado, y sufrimiento extremo cuando su vida dependía de un trasplante urgente de corazón.

Su nuevo álbum, «París, Lisboa», lo presenta con intenciones renovadas en Barcelona, un mes antes de su desembarco en las madrileñas Noches del Botánico (26 de junio). Solo han transcurrido cinco meses desde que el ganador de Eurovisión 2017 le dio el «sí, quiero» a la actriz francesa Jenna Thiam, de origen belga. Una boda que sorprendió en los círculos sociales de Lisboa por su secretismo y por haberse celebrado casi al mismo tiempo que su 29 cumpleaños, pues conmemoró su aniversario el 28 de diciembre. El enlace aconteció en la Fábrica Braço de Prata, un local de moda en una zona emergente de la capital del país vecino: Marvila, donde se asientan almacenes industriales hoy reciclados con fines culturales. Ahí se decidió a formalizar su relación con la protagonista de películas como «Vida salvaje» o «El año próximo», en una ceremonia a la que únicamente acudieron unos pocos invitados.

Queda por fin superado su periodo posoperatorio y la rehabilitación después de la grave intervención quirúrgica a la que tuvo que someterse. Mientras tanto, nunca dejó de pulular por su mente el regreso a la palestra musical, que tuvo lugar en Eurovisión 2018, celebrado en el Altice Arena del Parque das Naçoes lisboeta. Allí compareció de la mano del gran Caetano Veloso, y hasta se permitió liarla con su furibunda crítica contra «Toy», la canción con la que ganó Israel en boca de Netta Barzilai. «Es horrible», sentenció sin tapujos. Y tiró de ironía cuando apostilló: «Veo que nada ha cambiado en este festival desde que yo conseguí el triunfo», en referencia al hecho de que a él nunca le había interesado esa cita por considerarla una «horterada». Tanto es así que llegó a reconocer que nunca había visto Eurovisión y que ceder el testigo al siguiente vencedor le permitió «liberarse».