Una imagen de la grabación
Una imagen de la grabación - YouTube

Rosalía, en el nuevo disco de James Blake: «Ya tengo todo lo que quiero, ya no puedo pedir más»

Este viernes se publica el nuevo trabajo del británico, «Assume Form», uno de los discos más esperados de 2019

Actualizado:

«Assume Form», uno de los álbumes más esperados de este año, llega pronto: este viernes 18 de enero se lanza el nuevo trabajo de James Blake, aclamado músico británico que rompió moldes en 2011 con un debut homónimo enmarcado en algún lugar entre la electrónica downtempo, el soul y el dubstep, al que en 2013 siguió «Overgrown».

Cinco años después, Blake regresa con un disco que, tal como se esperaba, cuenta con una colaboración de nuestra querida Rosalía. Ella misma siempre le había citado entre sus influencias, y cuando salió su segundo disco «El Mal Querer», él se deshizo en elogios a través de las redes sociales.

Ambos publicaron sendos vídeos de la gestación de su colaboración en Instagram, dejando entrever las hechuras de su canción conjunta. Un dueto bilingüe titulado «Barefoot in the park» («Descalzo -o descalza- en el parque») en el que cantan tanto por separado como juntos, en inglés y en castellano, todo envuelto en el sedoso minimalismo sonoro que caracteriza la obra de Blake.

La canción arranca con una melodía de voz efectada de Rosalía, que pocos segundos después se torna clara y transparente: «Agujeritos del cielo, cuelan el brillo del Dios, un rayo cayó en tus ojos, y me partió el corazón. Agujeritos del cielo, dictadme por donde ir, para yo no equivocarme y así ver mi porvenir». Tras varias estrofas cantadas por ambos en inglés, la artista catalana (que en los créditos figura como autora además de intérprete) vuelve a quedarse sola frente al micrófono con una frase que parece autobiográfica: «Ya tengo todo lo que quiero, ya no puedo pedir más». En la pieza, de tres y minutos y medio de duración, Blake se anima a acompañarla en castellano: «Cuanto te tengo a mi lado, lo pasado se queda atrás. Si te apartan de mi vera, y te tuviera que encontrar, hasta yo te encontraría como el río va al mar».

Además de este flamante dueto con sangre española, el tercer trabajo de Blake ofrece muchos otros ingredientes que lo convertirán en uno de los álbumes del año. En él también participan otros artistas de prestigio internacional como Travis Scott, André 3000 de Outkast o Moses Sumney, y además de ofrecer el personalísimo estilo clásico del productor británico en temas como «Are you in love», «I'll come too» o el que da título al disco, también contiene incursiones urbanas fuertemente teñidas de sensualidad y romanticismo perfectamente equilibrados. Un disco para sentir a flor de piel, y sin duda otro sobresaliente para su currículum.