REDESCUBRIR «RIGOLETTO»

ÓPERA«Rigoletto»Música: G. Verdi. Intérpretes: K. S. Hyoun, I. Mula, P. Beczala, E. Zhidkhova. Dir. escena: E. Sagi. Dir. musical: D. Renzetti. Temporada ABAO. Palacio Euskalduna. Bilbao. Fecha

Actualizado:

ÓPERA

«Rigoletto»

Música: G. Verdi. Intérpretes: K. S. Hyoun, I. Mula, P. Beczala, E. Zhidkhova. Dir. escena: E. Sagi. Dir. musical: D. Renzetti. Temporada ABAO. Palacio Euskalduna. Bilbao. Fecha: 21-10-06

COSME MARINA

Comenzó la Asociación Bilbaína de Amigos de la Ópera el monumental proyecto «Tutto Verdi» que, hasta el año 2021, representará la integral del compositor italiano. El proyecto, arropado por un proyecto intelectual muy serio y de aval universitario, se inició a lo grande con una nueva producción de «Rigoletto», firmada por Emilio Sagi. No se anduvo por las ramas el director de escena asturiano para contar la desgarradora historia verdiana. El énfasis en una corte viciosa, la depravación moral, la corrupción que llega hasta el incesto, ejercía fuerte contraste con la pureza de Gilda, el desconcierto del bufón y la desolación de un último acto magistral con las «tripas» del escenario como telón de fondo, lo cual propició una concreción dramática fabulosa.

La apuesta crece más aún en el contexto de la búsqueda de nuevos acercamientos a un compositor representado constantemente en todos los teatros y al que siempre conviene revisitar sin prejuicios y con riesgo. Varios factores se aliaron para conseguir una velada intensa que el gélido público de la primera bilbaína siguió con fervor. Coro y orquesta se volcaron a la dirección trepidante -quizá demasiado- de Donato Renzetti, uno de esos directores que mejor saben transmitir a Verdi, mientras que, como manda la tradición de ABAO, el reparto se movió por estándares de calidad altísimos, salvo algún personaje secundario fuera de lugar.

El barítono coreano Ko Seng Hyoun exhibió una voz espectacular de hermosas calidades y cualidades verdianas y timbre aterciopelado. Sólo le faltó mayor naturalidad dramática en la inflexión vocal y dramática de un papel de mucha enjundia. Junto a él la soprano Inva Mula cantó una Gilda apoteósica de fondo y forma, deslumbrante en la incorporación de un papel al que es difícil sacarle más partido. También en condiciones se empleó uno de los tenores líricos más interesantes de nuestros días, el polaco Piotr Beczala, contundente duque de Mantua, expresivo y arrogante, sobrado de medios. Del resto del elenco deben destacarse el buen Saprafucile de marco Spotti y la espectacular Maddalena de Elena Zhidkhova. Remate perfecto para una noche de alto voltaje, de las que no suelen dejar indiferente a casi nadie.