Íñigo Pirfano, dirigiendo la Novena de Beethoven en el hospital Doce de Octubre
Íñigo Pirfano, dirigiendo la Novena de Beethoven en el hospital Doce de Octubre

El proyecto «A kiss for all the world» lleva la Novena de Beethoven al Teatro Real

Íñigo Pirfano dirige la partitura, que interpretan como solistas Ainhoa Arteta, María José Montiel, Aquiles Machado y Felipe Bou

MadridActualizado:

«Compartir talento, recoger alegría» es el lema de A kiss for all the world, una iniciativa creada hace apenas dos años por el director de orquesta Íñigo Pirfano (Bilbao, 1973). Su propósito, llevar la música (y, más concretamente, la Novena Sinfonía de Beethoven) «a aquellos que nunca han tenido la posibilidad de escucharla» según las palabras del músico.

Hoy, la monumental partitura podrá escucharse en el Hospital de Parapléjicos de Toledo. Mañana lunes llegará al Teatro Real en un concierto a beneficio de la asociación; Pirfano dirigirá a la la Orquesta Académica de Madrid, el Coro de Jovenes de Madrid, el Coro de Voces Graves de Madrid y un extraordinario cuarteto solista: Ainhoa Arteta, María José Montiel, Aquiles Machado y Felipe Bou.

Íñigo Pirfano
Íñigo Pirfano- ABC

«El proyecto reúne mis dos pasiones: las personas y la música (por este orden) -explica Pirfano-. Siempre me ha gustado trabajar por los demás y he colaborado con distintas onegés. Cuando la Fundación Rafael del Pino me dio el premio Liderazgo Joven, en 2011, estructuré mi discurso de agradecimiento en torno a la Novena Sinfonía de Beethoven, declarada patrimonio de la humanidad diez años antes».

El director de orquesta vasco pensó en aquel momento en toda esa humanidad que no conocía la obra beethoveniana y que no podía gozar de ese patrimonio, y se propudo llevar la Novena a todos aquellos que no tuvieran la posibilidad de escuchar esta partitura, y llevarles su belleza y su mensaje. Así nació A kiss for all the world (Un beso para todo el mundo), que es un verso del Himno a la alegría, letra del cuarto movimiento de la pieza. «Quería llevar a esa gente desfavorecida la dignidad que tiene la cultura», dice Pirfano.

El proyecto imantó pronto a una serie de colaboradores que quisieron compartir, dice Pirfano, «esta idea romántica». Se unieron también patronos y embajadores que aportaron visibilidad a la asociación: «Legalmente es lo que somos: una asociación sin ánimo de lucro, pero en realidad somos una familia».

Gira por Latinoamérica

Con un concierto en junio de 2015 en el Hospital Doce de Octubre de Madrid echó a andar A kiss for all the world. que el mes pasado viajó a Colombia. Allí Pirfano dirigió a conjuntos locales la Novena en lugares tan insólitos como la cárcel La Picota, en Bogotá, o el Aeropuerto Internacional Eldorado. En mayo viajarán a Panamá, en junio a Perú y en octubre a Chile. «Queremos echar raíces en cada país, y hemos llegado a acuerdos con las orquestas y las organizaciones humanitarias de los distintos lugares».

El contacto con la gente no se limita a los conciertos. «Queremos llevarles el abrazo, la temperatura -dice Pirfano-; tratamos de convivir con la población de los lugares a los que vamos. Por ejemplo, tuvimos un almuerzo con los presos en la cárcel La Picota, en la que nos dijeron que les habíamos llevado libertad; fue muy reconfortante. Y en Bogotá los solistas dieron una clase magistral. Queremos sacudir la sociedad en cada país al que vayamos».