Niña Pastori arranca la gira de su nuevo disco por España
Niña Pastori arranca la gira de su nuevo disco por España

Niña Pastori: «Un país tranquilo y buenos políticos honrados, ¿es tanto pedir?»

La artista presenta «Bajo tus alas», con dos temas compuestos por su hija de diez años, sobre los escenarios

Actualizado:

La cantaora de San Fernando vuelve tres años después de «Ámame como soy» con un nuevo disco de flamenco-pop marca de la casa, pero en el que pueden encontrarse algunas novedades sonoras bastante sorprendentes. Producido por su marido Chaboli y con colaboraciones de auténtico lujo a cargo de Pablo Alborán, Manuel Carrasco, Guaco y Vanesa Martín, «Bajo tus alas» ha permanecido dos semanas en lo más alto de las listas de ventas y ahora comienza su recorrido sobre los escenarios, en una gira que hará paradas por todo el país hasta finales de año.

—¿Ha querido adentrarse en nuevas sonoridades con este disco?

—Eso lo intento siempre. Mi marido y yo intentamos hacer cosas distintas en cada álbum, teniendo clara mi personalidad, pero cambiando de aires. A mí me cansa mucho quedarme en la misma línea, aunque haya tenido éxito con ella. Necesito hacer cosas que me remuevan por dentro, buscando nuevos arreglos, nuevos sonidos.

—Eso no suele sentar muy bien a las discográficas.

—Sí, pero es lógico. Ellos siempre tienen otra visión, que está muy bien, pero no suele tener nada que ver con la del artista, que siempre va por otro lado (risas).

—¿Tiene la sensación de que la industria musical está recuperándose de su larga crisis?

—Creo que está un poco mejor, más centrada. Ya se está empezando a ver la luz al final del túnel, a darse cuenta de cómo hay que hacer las cosas ahora con internet. Veo otra ilusión.

—La canción «Mi libertad» suena muy moderna, fresca y actual.

—Ese tema es de mi niña, Pastora, que también ha escrito «Bajo tus alas», la canción que da título al disco.

—¿Con sólo diez años?

—Sí, le encanta leer y escribir. Y no es porque sean suyos, pero esos dos temas son los que más me gustan (risas).

—¿Se la llevará a algún concierto?

—Sí, cuando toque cerquita de casa siempre me llevaré a mis dos hijas. En épocas de «cole» intento moverlas lo menos posible, claro, pero este verano me van a acompañar bastante.

—¿Las dos van para artistas?

—Bueno, no lo sé. Si te soy sincera no me hace ninguna ilusión especial, me da lo mismo a qué se dediquen mientras sean felices. Lo que hagan, que lo hagan con gusto.

—¿Qué es lo que más le preocupa cuando piensa en el futuro de sus hijas?

—A mí me preocupa lo que a cualquier madre en estos momentos, creo. Quiero que puedan vivir en un país tranquilo, gobernado por buenos políticos, que sean honrados. Lo quiero para ellas y para mí, para todos los que vivimos en España. No creo que eso sea pedir tanto, ¿no? Si no tenemos eso no se puede ser feliz ni hacer las cosas con libertad. Yo les digo que, por encima de todo, respeten a los demás, que se pongan en el lugar del otro. De eso nos hace mucha falta.