Nick Waterhouse
Nick Waterhouse - ABC
Música

Nick Waterhouse: «No soy de montar dramas, aunque me arruine y me quede sin casa»

El músico californiano, conocido por su maestría con los sonidos más añejos del soul y el rock'n'roll, presenta «Never Twice» en Madrid y Barcelona

Actualizado:

Nick Waterhouse nació en 1986 en el seno de una familia melómana del sur de California. El soul, el rythm’n’blues y el rock’n’roll sonaron cada día de su infancia, hasta el punto de convencerle de que él también debía formar parte de esa otra familia, la de los músicos. En 2012 lanzó su primer disco, que dejó boquiabiertos a los amantes de los sonidos catalogados como "retro". Se consagró con el segundo, con el que recorrió medio mundo, y ahora viene a presentarnos el tercero, «Never Twice», cuyas canciones escribió durante una mala racha de esa que a cualquier común de los mortales costaría mucho superar. Pero Waterhouse no es un tipo normal y corriente, no...

¿Cómo fue la gestación de estas canciones? Las escribió todas en Texas, ¿no es así?

Sí, exacto. Acababa de regresar de la gira de mi segundo disco, que había sido un estrepitoso fracaso financiero. Estaba en bancarrota, no tenía ni para pagarme el alquiler, así que dejé mi piso y después de dar unas cuantas vueltas por aquí y por allá, me fui a casa de unos amigos en Texas que me dejaron dormir en su salón durante una temporada. Allí pude reflexionar acerca de quién soy, las personas a las que he conocido, las experiencias que he tenido, todo lo que me ha pasado en los dos últimos años, lo que me llevó a escribir las canciones de mi nuevo disco.

Sorprende la normalidad con la que lo cuenta. Cero dramas.

¡Jajaja! No soy un tipo excesivamente dramático o llorón, ¡jaja! Aunque me vea tirado durmiendo el sofá de unos amigos, o en una caravana en la cuneta de una carretera, mantengo la cordura, sin dramas como tú bien dices. Supongo que soy un poco vividor, en el buen sentido. O será sólo que me adapto bien a las circunstancia que me tocan vivir.

Para este disco volvió a unir fuerzas con su primer colaborador en las tareas de producción, Michael McHugh, que ha estado en prisión si no me equivoco.

No, no te equivocas, de hecho fui a buscarle a la salida de la cárcel cuando terminó su condena, para convencerle de que teníamos que volver a unir fuerzas para crear música juntos de nuevo, reunir a la banda.

¡Como en la película de los Blues Brothers!

¡Es que fue exactamente así! También fue una manera de ayudarle a retomar su vida después de la cárcel, trabajar, estar concentrado en algo productivo. Pero creo que abrí la caja de Pandora, porque todo fue bastante caótico... es que él está bastante loco. Antes de empezar a grabar discutimos los planes sobre cómo hacer esto o aquello, pero al final, fue como si a los planes les echáramos gasolina y les tiráramos una cerilla. No sirvieron para nada.

Colabora con muchos músicos, y algunos de ellos van de gira con usted. Pero, ¿no tiene una banda estable?

No, porque si te fijas en los créditos de mis grabaciones, cada canción tiene su propia alineación. Mi banda es como un equipo de baseball, o de fútbol, en la que voy cambiando jugadores según las necesidades. Por eso, en las giras también me acompañan músicos diferentes cada vez. Muchos buscan una «experiencia Beatle», se creen que en cada nueva ciudad las chicas van a gritar a nuestra llegada diciendo «¡mira, ese es el batería, lo amo!», y luego se llevan una gran decepción cuando ven que no es así, ¡jajaja!

¿Cómo diría que es Nick Waterhouse en directo?

Diría que es un artista que siempre se entrega al cien por cien cuando sube a un escenario, tanto como si estoy solo o acompañado por una banda, sin importar las circunstancias o las reacciones del público, yo vivo ese momento como algo único.

¿Qué tal lo ha pasado en sus visitas a España?

Me gusta mucho vuestro país, porque creo que tenéis cierta tendencia a dejaros llevar cuando estais en los conciertos. Luego, en vuestras casas, probablemente sois como cualquier americano, pero cuando os juntáis en los conciertos, se genera una sensación de amor por la diversión que no he visto en otros países. Puede que sea por haber pasado tantas décadas bajo la dictadura de Franco, que no ofrecía muchas posibilidades de diversión. Quizá por eso ahora valoréis tanto esta diversión y améis tanto el rock'n'roll, puede que sea por eso que signifique algo de verdad para vosotros. Libertad y amor por la vida. Como en California, ¡por eso cuando voy a España me siento como en casa! ¡jajaja!

Cuando se habla de usted como un icono del revivalismo, ¿se siente identificado?

No, para nada. Es estúpido, yo hago lo que hago, sin pensar en nada más. ¿A alguien se le ocurriría decir que los Rolling Stones son revivalistas del blues? No, ¿verdad?

¿Cómo descubre nueva música? ¿Internet o tiendas?

Sobre todo tiendas, y también a través de amigos. Como en los viejos tiempos, pero también uso internet para bucear en los catálogos de los sellos discográficos que me gustan y que sé que tendrán buen material por descubrir.

Se ha labrado una buena reputación como productor. ¿Cómo es trabajar con un grupo como los Allah-Las, por ejemplo?

Interesante, caótico... Creo que lo mejor de ellos es su capacidad para integrar las ideas de todos los miembros del grupo en una unidad. Son como un organismo, y aprendí mucho de eso, la verdad. Todas las bandas deberían buscar eso.

6 FEB – BARCELONA – BIKINI (+ DJ Bardamu) – http://www.houstonpartymusic.com/entradas-nick-waterhouse-barcelona-febrero-2017/

7 FEB – MADRID – TEATRO BARCELÓ – http://www.houstonpartymusic.com/entradas-nick-waterhouse-madrid-febrero-2017/