Muere Tony Conrad, artista de vanguardia y compañero de Lou Reed y John Cale

Fue director de cine, músico, compositor, profesor de universidad... y formó parte de The Primitives, banda seminal de The Velvet Underground

MADRIDActualizado:

Violinista, compositor, videoartista, director de cine, profesor de universidad y escritor, Tony Conrad ha sido una de esas personalidades comprometidas con la vanguardia artística a lo largo de toda su carrera. Este fin de semana murió a los 76 años debido a una neumonía, aunque también se encontraba en plena lucha contra el cáncer de próstata.

Está considerado como uno de los pioneros del minimalismo, la música drone y el noise, y coincidió a mediados de los sesenta con Lou Reed y John Cale en el grupo The Primitives, anterior a la fundación de The Velvet Underground. Conocía al galés de su pertenencia al Theater of Eternal Music, también conocido como The Dream Syndicate. Antes, Conrad había estudiado matemáticas en Harvard, y tras un breve trabajo como programador informático se aventuró en la escena underground neoyorquina de los años sesenta.

Se dice que incluso fue quien inspiró la idea a Reed y Cale del nombre que pusieron a su banda posterior a The Primitives al recomendarles la lectura de un libro titulado precisamente «The Velvet Underground», escrito por el periodista Michael Leigh y que versaba sobre prácticas sexuales poco ortodoxas e incluso sorprendentes entre parejas norteamericanas de apariencia corriente.

Dirigió su primera película experimental en 1966, «The Flicker» («El parpadeo»), considerada un icono del cine estructural (explicado brevemente, aquel que tiene como prioridad la presentación formal por encima del contenido narrativo). Conrad conseguía crear en el espectador, a través de una serie de marcos con fondos blanco o negro presentados con cambios de ritmos de secuencias, efectos estroboscópicos. Al principio del filme se avisa de que las imágenes pueden causar ataques epilépticos.

En 1973 publicó, con la banda alemana Faust, su disco de debut «Outside the Dream Syndicate», compuesto más que de canciones, de exploraciones minimalistas de más de veinte minutos cada una. Desde 1976 era profesor de Medios de la Universidad de Buffalo, en el estado de Nueva York, y antes de morir tenía previsto llevar a grandes festivales el álbum antes citado. Su última propuesta artística se titula «Undone», y está actualmente expuesta en la galería Greene Naftali de Nueva York.