Los miembros de La M.O.D.A.
Los miembros de La M.O.D.A. - ABC

La M.O.D.A.: «Funcionamos como una empresa familiar»

La Maravillosa Orquesta del Alcohol llega a Madrid para ofrecer tres conciertos (hoy, mañana y el 30 de noviembre) en la sala La Riviera

MadridActualizado:

Tras comenzar la gira de presentación de su tercer álbum de estudio, «Salvavida (de las balas perdidas)», con una noche triunfal en su Burgos natal, La Maravillosa Orquesta del Alcohol llega a Madrid para ofrecer tres conciertos (dos de ellos consecutivos) en la sala La Riviera, con todas las entradas vendidas desde hace más de un mes. Un éxito que ya no debería sorprender a los que conocen a esta banda, que por cierto colocó su nuevo trabajo en el número dos de las listas de «streaming».

«La verdad es que son tantas buenas noticias que estamos como que no nos lo creemos»; asegura Jacobo Naya (instrumentos de cuerda, teclados). Sentado en el Café Comercial de Madrid junto a su compañero Nacho Mur, también especialista en guitarras, mandolinas y todo lo que tenga mástil, Naya parece estar extraordinariamente sereno, casi ajeno al impacto que ha tenido el regreso de su banda.

Los fans de La M.O.D.A. han estado muy impacientes desde que el grupo se tomó un descanso indefinido en 2016, tras varios años surcando carreteras y autopistas de toda España y gran parte de Europa. Necesitaban «respirar hondo» y valorar todo lo que habían conseguido para dar un nuevo paso. Y de ahí salió «Salvavida»; grabado por Santi García en su estudio Ultramarinos Costa Brava el pasado mes de julio. «El proceso empezó realmente en febrero, cuando David (Ruiz, cantante) nos pasó las primeras ideas que tenía», cuenta Naya. «Después nos juntamos todos en Frías, una ciudad burgalesa muy pequeñita, para terminar de dar forma a las canciones y ver cómo recogíamos las nuevas influencias del folclore europeo que hemos ido asimilando».

Entonces entró en la ecuación el músico burgalés Diego Galaz, que lleva colaborando con ellos como arreglista y productor desde su primer disco. «Diego, que tiene una carrera excepcional y unos conocimientos increíbles del folk, nos ayudó a crear algunos paisajes», explica Naya, que considera «un acierto» haber combinado su bagaje con el de Santi García, «que es más hardcore, más cañero y crudo».

Estudiosos de la música

En «Salvavida» pueden encontrarse textos inspirados por escritores como H.D. Thoreau, Jack Kerouac, Charles Bukowski, Miguel Hernández, Julio Cortázar, Chicho Sánchez Ferlosio o Antonio Machado, y a nivel instrumental se han incluido el clarinete, la tuba, el vibráfono, el saxo barítono o el violín trompeta como novedades. «Son aportaciones que van surgiendo», dice Nacho Mur. «Pero la del clarinete fue especialmente curiosa», añade su compañero. «Resulta que Alvar de Pablo (saxofón y coros) había estudiado clarinete en el conservatorio, ¡y nunca nos había dicho nada! Lo desempolvó y ahí está».

Banda autogestionada desde su nacimiento, La M.O.D.A. se mantiene fiel a su modus operandi, «aunque cada vez sea más difícil porque tienes que saber de todo un poco», confiesa Naya. Su socio Nacho Mur, recién incorporado a la formación, cuenta entre risas que se va «enterando sobre la marcha de cómo funcionan algunas cosas», y asegura que la banda «funciona como una empresa familiar. Es la filosofía que tenemos, y así es como seguiremos siempre».