Montserrat Caballé - Nieto | Vídeo: La trayectoria de Montserrat Caballé, la gran soprano española

Las mejores frases de Montserrat Caballé

Retratamos a la soprano a través de sus palabras, que siempre destilaron un gran cariño por su profesión, por su arte: «Aspiro a que se me recuerde, antes que nada, por mi amor a la música. Y eso no implica encasillarme en ninguna especialidad, porque la música no se puede encasillar»

Actualizado:

Montserrat Caballé tuvo una resonancia que se escapó de los escenarios, hasta convertirse no solo en una de las mejores sopranos del siglo XX, sino también en un personaje conocido por el grueso de la sociedad española. En sus entrevistas, que no fueron pocas, nunca tuvo reparos en hablar de cualquier tema ni en hacer gala de su sabiduría de la vida. Porque antes que cantante, artista y diva, era humana. Lo decía muy a menudo: «Soy una persona corriente que pesa 97 kilos y le duele horrores el tobillo». Y que llena auditorios y teatros en medio mundo, le faltó añadir.

Recopilamos, a modo de (auto)retrato fragmentario, sus palabras sobre los asuntos más diversos.

Música

«Aspiro a que se me recuerde, antes que nada, por mi amor a la música. Y eso no implica encasillarme en ninguna especialidad, porque la música no se puede encasillar (...) Hay quien no tiene suficiente con cuatro paredes y necesita ver las cosas con la perspectiva que da la distancia. Así soy yo y así ha sido mi carrera».

Juventud

«Me emociono cuando los jóvenes me dicen que necesitan mi canto. Son ya cuatro las generaciones que a mi música se han acercado; la música es armonía y la armonía une».

Retirada

«Quiero morir trabajando. Y quiero subrayar que los rumores que algunos divulgan sobre mi hipotética retirada son rotundamente falsos. No pienso retirarme nunca».

Sobre su ochenta cumpleaños

«No sé si estaré... Me parece muy bien celebrarlo, pero ahora no me apetece. Primero hay que asimilar eso de tener ochenta. Yo soy fuerte, considerando todas las enfermedades que he pasado, y por eso creo que la edad se lleva en la mente».

Muerte

«Hay que mantenerse lo mejor posible, activa, y nunca quedarse a la espera de la muerte. Eso es empezar a morir, porque hay que sentirse vivo, hacer lo que a uno le gusta: no se debe pensar en la edad; si estuviera pendiente de ello no haría nada de lo que hago. Yo necesito trabajar, estar activa».

Religión

«Mis tres pilares fundamentales son la música, mi familia y la religión. Soy muy creyente y rezo todos los días para tener fuerzas y no defraudar a nadie».

Patriotismo

«Soy española de pura cepa, pese a quien pese».

Europa

«En el entorno europeo es muy difícil que los gobernantes se pongan de acuerdo, tal y como sucede en España en las diferentes comunidades autónomas. Yo creo que es el momento de la unión. Si no nos unimos todos los europeos, todo esto que hemos construido con tanto sacrificio desde finales de la Segunda Guerra se irá al traste. Y creo que la Unión Europea podrá subsistir solamente si sucede un milagro».

África

«África es la vergüenza de Europa. No podemos seguir de brazos cruzados viendo cómo cada día mueren de hambre o de sed miles y miles de personas, de niños. Hay zonas sin agua, sin alimentos, sin medicinas. No se puede comparar, bajo ninguna circunstancia, una “Novena Sinfonía” de Beethoven con 10.000 muertos... El cuerno de África es la vergüenza de todo el globo terráqueo, que no hace nada por impedir esa catástrofe».

Labor humanitaria

«He tenido la suerte de colaborar con muchas iniciativas humanitarias. Me ha dado fuerza visitar lugares devastados no solo por la fuerza de la naturaleza, sino también por las guerras que hacemos los hombres. Recuerdo que en los 70 y 80 valoré muchísimo visitar campos de refugiados, y no es que disfrute con las desgracias de los demás: se trata de ir en su apoyo. Todo esto me ha ayudado a agradecer lo que me ha dado la vida».

Esfuerzo

«Cualquier inicio es difícil, y cualquier inicio te empeña. Las cosas fáciles parecen que no tienen valor. A mí siempre me gustó luchar. Eso te hace sentir útil en la vida, y no una aprovechada y vividora».