Marwan
Marwan - JOSÉ RAMÓN LADRA

Marwan: «Nos estamos convirtiendo en pornógrafos emocionales»

El cantautor y poeta recala con su último disco, «Paisajes interiores», en el Teatro Circo Price de Madrid antes de cruzar el Atlántico para emprender una gira por México

Actualizado:

Marwan describe su música como fruto del «embrujo» que le provocaron en su infancia los discos de «Serrat, Silvio Rodríguez, Sabina y, poco después, Ismael Serrano, Carlos Chaouen, Jorge Drexler, Calamaro o Iván Ferreiro». Con ese bagaje melómano, el de Aluche se lanzó a construir un repertorio cuyo último capítulo es «Paisajes interiores» (2017), el disco que esta noche presentará en el Teatro Circo Price de Madrid antes de cruzar el Atlántico para emprender una gira por México.

—¿Qué tiene preparado para esta noche?

—Está todo vendido desde hace casi un mes y voy a darlo todo. He preparado un repertorio muy bonito y muy variado, con canciones intensas y otras más cañeras, y en un formato diferente. Esta vez no llevo bajo, y el batería no va a ser exactamente batería, sino que va a tocar percusiones. Va a ser un poco más experimental y, además, vamos a llevar una escenografía que es todo un paso adelante para mi trayectoria en directo.

—Es bastante activo en redes sociales y hace poco tuiteó una frase de Ismael Serrano que decía: «los músicos somos niños grandes que quieren atención». ¿Se vio reflejado?

—Además de que Ismael es amigo mío, tenía razón al decir eso. Todos los músicos tenemos un interior un poquito triste, que necesita ser acariciado y mimado.

—En Twitter se atrevió a opinar sobre el tratamiento informativo del caso de Julen. ¿Culpa de los medios o del público que lo ve?

—Es culpa de todos. Si te bombardean con algo constantemente, al final lo ves. Y si lo ves, te lo ponen otra vez. Es como la ley de la oferta y la demanda. El problema es que así nos estamos convirtiendo en pornógrafos emocionales y la información se convierte en pornografía.

—Una filtración de Promusicae ha vuelto a demostrar, otra vez, que los Discos de Oro muchas veces se entregan sin cumplir los requisitos. ¿Qué le parece?

—Es la primera vez que tengo noticia de que esto se siga haciendo en la actualidad. Sabía que se había hecho en el pasado y me parece mal, poco ético. Son maniobras de marketing con las que no estoy de acuerdo. No hay que engordar el éxito con una mentira. El camino de aparentar a mí no me hace sentir bien. Eso se ve mucho en las redes sociales, donde hay artistas que se pasan con el postureo. Aunque también es verdad que hay músicos que se hacen un personaje y son interesantísimos, como Rosalía. Ella es una artista como la copa de un pino.