La zarzuela «Los gavilanes» se presenta en Lisboa con una apuesta semiescénica
Una escena del arriesgado montaje de «Los gavilanes» - ABC
música

La zarzuela «Los gavilanes» se presenta en Lisboa con una apuesta semiescénica

La obra de Jacinto Guerrero llega al Teatro Nacional de São Carlos con una novedosa propuesta audiovisual

lisboa Actualizado:

Este sábado se estrena en Lisboa, en elTeatro Nacional de São Carlos, «Los gavilanes», la popular zarzuela de Jacinto Guerrero. Se trata de una apuesta semiescénica, con la música como protagonista y una propuesta audiovisual importante, firmada por el joven director Pedro Martínez.

Desde hace unos años la Fundación Jacinto e Inocencio Guerrero de Madrid colabora con la Embajada de España en Portugal para presentar una zarzuela en el país vecino. En esta ocasión se ha elegido una de las obras de este género lírico español más universales y más representadas pero se presenta con novedades, entre ellas «se han suprimido los diálogos hablados e introducimos una producción audiovisual que narra la historia», explica a ABC Alberto González, de la fundación. Las sopranos Elisabete Matos y Ximena Agurto, el barítono César San Martín y el tenor Alejandro Roy son los cuatro cantantes elegidos para esta puesta en escena, ganadores de premios de la Fundación Guerrero. En el caso de Elisabete Matos, «es el tirón en el cartel para Portugal» por ser portuguesa y acumular una larga lista de éxitos. Otra de las peculiaridades es que los protagonistas irán vestidos de calle, como si estuviesen en un concierto, «y no con el vestuario característico de la zarzuela».

Los protagonistas irán vestidos de calle, y no con el vestuario de zarzuela

Se trata de una propuesta del joven director Pedro Martínez, quien ha querido dar un especial protagonismo al soporte audiovisual. «El video permite que los espectadores entiendan el libreto» de este triángulo amoroso, afirma el director. Especialmente vinculado al género lírico, ha estrenado la ópera barroca «The Fairy Queen» en el Festival de Teatro Clásico de Almagro, además de la zarzuela «La rosa del azafrán» en Shanghái (China) en producción de la Fundación Guerrero. «Creo que el público va a disfrutar mucho con esta zarzuela, ha quedado muy sencilla y muy elegante», subraya Pedro Martínez. En tiempos de crisis este director asegura que los medios audiovisuales te permiten hacer cosas muy interesantes con menos dinero y que «el público entiende perfectamente esta relación entre lo clásico y lo audiovisual».

El proyecto escénico pretende hacer comprensible un género en el que tiene gran protagonismo la palabra hablada sustituida aquí por la imagen proyectada. A través de ella se narrará la «realidad» de la historia, mientras sobre el escenario se recrea esa realidad. Ambas opciones se complementan pero funcionan independientemente cumpliendo las dos misiones del libreto: contar la historia y cantar la historia. Miquel Ortega, director musical, «es un trabajo curioso, casi un concierto en el que se ha eliminado el texto».

«El público entiende perfectamente esta relación entre lo clásico y lo audiovisual»

De los cuatro cantantes que interpretan la zarzuela destaca sus voces, «hacía falta elegir cantantes formados en ópera, por la influencia que tuvo en la zarzuelas de esta época». Estarán acompañados por el Coro del Teatro Nacional de São Carlos y la Orquestra Sinfónica Portuguesa, «de los que se debe destacar la calidad y la entrega de su trabajo», subraya el director musical. Gran defensor de la zarzuela, espera de esta producción una gran acogida por parte del público portugués. Dirigió en el mismo escenario el concierto de Año Nuevo, «que incluyó una opereta y una zarzuela y la respuesta fue extraordinaria».

La representación cuenta con el patrocinio del Banco Santander, Camara Municipal de Lisboa, Instituto Cervantes de Lisboa, Josep Font y Roberto Verino, componiendo las creaciones de ambos diseñadores el vestuario de los intérpretes..