Lola Indigo, durante su concierto
Lola Indigo, durante su concierto - Ramón L. Perez (Ideal)

Lola Índigo comienza su gira en Granada con nuevo single y con una «pulla» al jurado de OT

Mimi Doblas y su grupo de bailarinas hicieron vibrar a la ciudad nazarí, en un concierto lleno de reivindicaciones y en el que presentaron «Mujer Bruja»

GranadaActualizado:

Lola Índigo se ha convertido ya en todo un fenómeno. Pocos se podían imaginar el éxito de Mimi Doblas tras ser la primera expulsada de «Operación Triunfo 2017», y ahora, sus fans pasan una noche helada delante de la sala Aliatar de Granada solo para ver a su ídolo. «Ya no quiero ná», su primer single, ha conseguido 40 millones de reproducciones en Youtube y la cantante quiso celebrar este éxito en su ciudad durante el concierto inaugural de su gira, que estuvo lleno de espectáculo y cercanía.

Las horas de espera y el frío no pudieron con el entusiasmo que desprendían todos los seguidores tanto de Mimi como del resto de componentes que forman Lola Índigo. Algunos incluso, llegaron de diferentes partes de España para vivir este momento único con el que llevaba soñando desde que se anunciaron las fechas de la gira. «A mí me hace mucha ilusión verla, la verdad», confesaba Pilar Contreras, de 23 de años, que vino desde Málaga acompañada de sus amigas procedentes de Murcia.

El mismo sentimiento despertaba en Pablo Martín, quien la siguió desde que salió de la Academia: «La vi en el concierto que hizo el año pasado en Granada, en el concierto de “OT” y con la nueva canción me apetecía, sobre todo después del espectáculo que dio en la gala». Por eso, fue muy duro para aquellos a los que no dejaron acceder al concierto por ser menores de 16 años y pensaron que si iban acompañados de un adulto no tendrían problemas, y a los que con la emoción, se les olvidó el DNI en casa. Todos ellos, a pesar de las protestas, se quedaron a las puertas de ver a Lola Índigo, con la entrada en la mano mientras las lágrimas incontroladas caían de sus seguidoras más acérrimas.

Lejos de este barullo y ya dentro de sala, los demás fans se colocaban lo más cerca del escenario posible para no perder detalle. Entre ellos, el recién extriunfito Dave, que generó los gritos entre los adeptos de «OT 2018» y que se situó en la parte VIP de la sala. «Mi primer requisito de la gira era comenzar aquí en Granada, si hay algo que me importa más de lo que piensen los jurados de la televisión es lo que piensen mis amigos, familia y fans», con ese contundente mensaje la joven hizo una declaración de intenciones a la industria musical nada más comenzar el show. Vestida con la misma ropa de estampados leopardos con la que regresó como invitada de «Operación Triunfo» en la gala 2 de la nueva edición, dio paso a interpretar la canción con la que fue echada de la Academia cautivando a todos los espectadores que no dejaban de gritar su nombre.

Un espectáculo de música y baile en los que estuvieron presentes sus seres queridos. La granadina compartió escenario con algunos de sus alumnos de la escuela de danza; con Rubens, un chico del que se enamoró cuando lo escuchó tocar en Lavapiés; y, por supuesto, su «tito», quien fue una de las primeras personas que la apoyó en su carrera musical cuando era pequeña. Unos gestos con los que quiso agradecer y dar una oportunidad a todos aquellos que estuvieron a su lado a lo largo de estos años. «Quiero ir arrastrando a toda esta gente en esta aventura », anunció Mimi.

Aunque, sin duda, la euforia la despertó con su tema «Ya no quiero ná», que repitió en dos ocasiones y en ambas hizo vibrar al público, que no había dejado de corearla desde la cola para entrar al recinto. Su única canción propia hasta ese momento y a la que hora los fans deberán sumar a partir de ahora «Mujer Bruja», un nuevo tema que estrenó en primicia. Con un mensaje reivindicativo en el que solicitó más becas para la danza urbana y la celebración del cumpleaños de la bailarina Saydi Lubanzaido, una Mimi muy emocionada se despidió de la ciudad nazarí a la que prometió volver pronto.