La estrella de Aretha Franklin en el Paseo de la Fama
La estrella de Aretha Franklin en el Paseo de la Fama - EFE

Lluvia de homenajes para Aretha Franklin

Estados Unidos despide a la reina del soul con diferentes tributos en Detroit, Nueva York o Los Ángeles

Actualizado:

El llanto se convirtió en homenaje, que es una de las formas en la que el dolor deja paso al recuerdo. Aretha Franklin se fue poco a poco, en una larga despedida que comenzó el lunes, cuando se conoció que su muerte era inminente, y terminó el jueves, cuando falleció. En ese momento comenzó un reguero de tributos que se antoja interminable.

En Detroit, su ciudad no natal pero sí de corazón, la Iglesia Bautista New Bethel, donde su padre predicaba y ella comenzó a cantar góspel, se convirtió rápidamente en un altar improvisado en el que sus fans fueron depositando fotografías, discos y mensajes de cariño. Todo a pesar de la lluvia. «Ella siempre te mostraba respeto, y cuando te acercabas a ella, te saludaba y siempre te hablaba con una sonrisa», comentaba el pastor Charles Turner a AFP. También se lucieron en el teatro Fillmore, en pleno corazón de la cuna del motor, donde su marquesina no tardó en lucir una única función: «R.E.S.P.E.C.T». Lo mismo se hizo en el Teatro Fox. Fue la palabra que dio título a una de sus más emblemáticas canciones la que copó la mayoría las despedidas, la que aunaba el gracias y el adiós, la que usaron Barack Obama, Hillary Clinton, Stephen King… Son tan solo las primeras muestras de cariño de la ciudad, pues el alcalde de la misma, Mike Duggan, prometió muchos y variados actos en su honor.

En Memphis, el 406 de Lucy Avenue, donde el 25 de marzo de 1942 nació Aretha, se convirtió en una suerte de lugar de peregrinación para todo aquel que quiso despedirse. Flores, fotografías, murales… y también, nuevamente. el «Respect». En Nueva York, la estación de metro «Franklin Street» fue rebautizada con un «Aretha» precediendo al nombre; y en las escaleras alguien escribió «Say a little prayer for Aretha», haciendo referencia a otra de sus canciones más conocidas («I Say a Little Prayer»). Asimismo, los fans de la cantante acudieron a la entrada del Teatro Apollo de Harlem para expresar su cariño por la leyenda del soul, a la que el teatro dedica una de sus estrellas en el suelo de la entrada. En los rótulos y luminosos del edificio se se puede leer: «El Apollo honra a una leyenda. Aretha Franklin 1942-2018».

Hollywood

En Hollywood tampoco se olvidaron de ella. Su estrella en el Paseo de la Fama se rodeó de coronas florales, velas y frases de amor para recordar a la cantante (es el mismo lugar, recordemos, donde hace unas semanas destrozaron la losa dedicada al actual presidente de Estados Unidos). Y el famoso Pink’s Hot Dogs añadió un letrero en su local: «Aretha, te amaremos por los siglos de los siglos».

A Ariana Grande la noticia de la muerte de la reina del soul le llegó poco antes de entrar como invitada al show de Jimmy Fallon, uno de los programas de televisión más seguidos del país. Y no desaprovechó la oportunidad. La joven cantante abrió la emisión con una versión de la célebre «(You Make Me Feel Like) A Natural Woman», la canción con la que Aretha Franklin había hecho llorar a Obama en 2015. No fue la única artista en mostrar su cariño. A través de Twitter los principales rostros de la música contemporánea rindierons sus repetos a la reina del soul: Paul McCartney, Elton John, Barbra Streisand, Mariah Carey, Justin Timberlake o Britney Spears, entre muchos otros, despidieron a Aretha y la encumbraron (por si hiciera falta) como uno de los referentes de la música contemporánea.

Y otro homenaje que está por llegar, y que promete ser especialmente emotivo, es el que le rendirá la cadena MTV en sus célebres Video Music Awards, unos premios a los que Aretha estuvo nominada en dos ocasiones:en 1986 por «Freeway of Love» y en 1987 por «Jumpin’ Jack Flash». Aunque no se han avanzado muchos detalles, sí se sabe que la gala, que tendrá lugar el próximo lunes, la presentarán Nicki Minaj, la propia Ariana Grande y Jennifer López.