ABC  Damon Albarn, durante un concierto de Blur

El líder de Blur y Gorillaz, Damon Albarn, pondrá música a una fábula china de artes marciales

La obra está basada en una novela escrita por Wu Cheng en el siglo XVI, y el montaje incorporará proyecciones, animaciones y elementos circenses

Actualizado:

GUILLEM SANS. SERVICIO ESPECIAL

BERLÍN. La Staatsoper «Unter den Linden» de Berlín, cuyo director musical es Daniel Barenboim, ha anunciado el estreno en julio de 2007 de «Monkey journey to the west», un espectáculo del coreógrafo, actor y cantante chino Chen Shi-Zheng con música de Damon Albarn, el cantante de la banda de «brit-pop» Blur, que se inventó en 1999 el primer «grupo virtual» de la historia (a excepción de los Archies), los Gorillaz, cuyos integrantes son personajes de dibujos animados.

La obra se basa en una novela escrita por Wu Cheng en el siglo XVI e incorpora proyecciones de vídeo, animaciones, elementos circenses, acrobacias y artes marciales. El argumento expone los fundamentos de la filosofía budista a través de la historia del protagonista, Monkey King, en su viaje a la India, tras quinientos años de encarcelamiento sentenciados por Buda por rebelarse contra el poder divino al pretender adquirir estatus de dios. En su trayecto hacia el país vecino, Monkey King pasa de animal a hombre y de hombre a dios, en una parábola de esas enseñanzas orientales. Chen Shi-Zheng era una figura destacada de la ópera china antes de emigrar en 1987 a EE.UU., donde desarrolló espectáculos en los que se da la curiosa mezcla de disciplinas artísticas de «Monkey journey to the west».

Damon Albarn es autor de la música del espectáculo como «padre» de los Gorillaz, una idea que desarrolló junto con el dibujante de cómic Jamie Hewlett. Que el grupo sea «virtual» tiene la ventaja de que se ahorra dar entrevistas, hacerse fotos y participar en agotadoras promociones. Las figuras de cómic diseñadas por Hewlett en un estilo de «manga» japonés sólo existen en internet y en espectáculos como el que se verá en Berlín a final de la próxima temporada.

De su álbum de debut, los Gorillaz vendieron nada menos que seis millones de ejemplares en poquísimo tiempo cuando salió a la venta en 2001. Ha habido conciertos de los Gorillaz, en los que los personajes de cómic del grupo «actúan» en una pantalla gigante mientras los músicos permanecen invisibles detrás de ella. La impresión visual de cartón-piedra de una actuación de los Gorillaz contrasta con una música, entre electrónica y hip-hop, de lo más auténtica. Con su segundo disco, «Demon Days», los Gorillaz ganaron el año pasado el premio al mejor grupo en los MTV European Music Awards.

«Monkey journey to the west» se estrenará en el Festival Internacional de Manchester el 28 de junio del año que viene y se representará un par de veces en el Châtelet de París antes de llegar a la ópera de Berlín como espectáculo de fin de temporada.