Cohen obtuvo un certificado de estudios de Cienciología a finales de los sesenta
Cohen obtuvo un certificado de estudios de Cienciología a finales de los sesenta - ABC

Leonard Cohen, Van Morrison, Elvis, Michael Jackson.... los músicos que han caído en las redes de la Cienciología

Tras el supuesto chantaje sufrido por Plácido Domingo, recordamos otros casos de grandes artistas que han tenido alguna relación con el grupo religioso, cuyo fundador también era músico

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Solo unas pocas semanas antes de saltar el escándalo por los presuntos abusos sexuales cometidos por Plácido Domingo, la prensa británica publicó varias informaciones acerca de la relación de dos de los hijos del tenor con la iglesia de la Cienciología. El menor ya la abandonó hace más de veinte años, pero al parecer el mayor sigue perteneciendo a ella, y esto podría haber generado ciertas tensiones entre la familia y los seguidores del culto, a los que algunos señalan como inductores de las acusaciones. Puede resultar sorprendente que una organización como esta consiga acercarse tanto a una estrella internacional del calibre de Plácido Domingo, pero este es solo uno de los muchísimos tentáculos que la Cienciología tiene extendidos en el mundo de la música, algunos de los cules llegaron incluso a tocar al Rey del Pop y al Rey del Rock.

123456789101112
  1. Leonard Cohen

    En estas redes, puede caer incluso un señor con mayúsculas como Leonard Cohen. Cuando el artista canadiense vivió en Nueva York a finales de la década de los sesenta, inició una búsqueda de espiritualidad que le llevó a interesarse por el catolicisimo, el budismo «e incluso el LSD, que también servía», como él mismo dijo años más tarde. En ese camino también se cruzó con la Cienciología, y acabó ingresando en un centro de estudios de la organización. Aunque el cantante aseguró que se cansó pronto del culto, el New York Times descubrió que había llegado a obtener el certificado de estudios de «Grado IV», que no es precisamente el de un principiante.

  2. Juliette Lewis

    La actriz y cantante, líder del grupo de rock Juliette & The Licks hasta el año 2009 (cuando se disolvió), contestó a la siguiente pregunta en este mismo diario hace unos diez años: «¿De verdad es miembro de la Iglesia de la Cienciología? No le pega nada». Lejos de ofenderse, contestó amablemente sobre los objetivos de la organización y aseguró que le estaba ayudando mucho en su vida personal.

  3. Sonny Bono

    La mitad del dúo Sony & Cher también estuvo muy metido en el culto de la Cienciología, y sufrió las consecuencias: en 1991, tres años después de su muerte, su viuda contó en el New York Post que había intentado abandonar la organización en sus últimos años de vida, pero ésta se lo impidió. «Se lo pusieron muy difícil, extremadamente difícil», aseguró.

  4. Van Morrison

    El músico irlandés se interesó por la Cienciología a principios de la década de los ochenta, y aunque él asegura que nunca llegó a formar parte de su iglesia de modo oficial, algo debió haber: en el libreto de su disco de 1983, «Inarticulate Speech of the Heart», hay un agradecimiento especial a Ron Hubbard, el fundador del culto. Que por cierto, también era músico.

  5. Chick Corea

    El pianista estadounidense es un miembro destacado y declarado de la Iglesia de la Cienciología, que sigue al pie de la letra todos sus preceptos (en sus entrevistas casi siempre se nota en algún detalle) desde hace muchos años. Cuando el fundador de la secta Ron Hubbard grabó el disco «Space Jazz: The Soundtrack of the Book Battlefield» (banda sonora de su libro «Earth Battlefield Earth») en 1982, Corea colaboró en varios de los temas. Igual que el bajista Stanley Clarke, quien poco después también se uniría al culto.

  6. Beck

    El artista californiano nació en una familia interesada por la Cienciología, y eso le llevó a leer varios de sus libros y «aprender mucho de sus creencias», tal como explicó en una entrevista en 2012. Desde entonces asegura que no tiene relación con el culto, y no quiere tratar el tema en las entrevistas.

  7. Isaac Hayes

    La profunda voz de Isaac Hayes también estuvo al servicio de la Cienciología. Y el suyo es uno de esos casos que inquietan: él ponía la voz a uno de los personajes de South Park (el cocinero, llamado Chef), pero un buen día la serie decidió hacer una sátira de la secta en un capítulo. No se sabe si fue por presión de la secta o por decisión propia, pero el caso es que Hayes finiquitó su contrato con la serie de forma fulminante, y menos dos años después murió en extrañas circunstancias.

  8. Courtney Love

    La viuda de Kurt Cobain y líder del grupo Hole incluyó a la Cienciología en la sección de agradecimientos del libreto de su disco de debut «America's Sweetheart», publicado en 2004, pero no hay constancia de que sea miembro oficial del culto.

  9. Edgar Winter

    El legendario blues-man se convirtió en otro de los miembros declarados de la Iglesia de la Cienciología hace décadas, cuando fue reclutado a través de un programa de desintoxicación de la Iglesia llamado Narcocon. En 1986 participó en «Mission Earth», otro de los discos que grabó el fundador de la secta, L. Ron Hubbard.

  10. Tom Constanten

    El teclista de Grateful Dead en su era dorada (1967-1970) también estuvo involucrado con la secta. Pero al parecer, la abandonó a tiempo y sin sufrir chantajes.

  11. Nicky Hopkins

    Este mítico pianista, que se dio a conocer en el inefable grupo Screaming Lord Sutch's Savages (donde tambiéntocaba Ritchie Blackmore, fundador de Deep Purple) y luego fue músico de sesión de bandas como los Rolling Stones, Steve Miller Band, The Kinks, Donovan o Ry Cooder, también cayó en las redes de la Cienciología tras entrar en el programa de rehabilitación de drogadicciones Narcocon.

  12. Elvis Presley... y Michael Jackson

    No hay datos que demuestren que fue un miembro oficial de la Iglesia de la Cienciología, pero en su biblioteca había muchos libros sobre el tema, y presuntamente organizó algunos rituales en su propia casa. Años más tarde, mucho después de morir, su esposa Priscilla y su hija Lisa Mary fueron captadas por el culto «gracias» a la persuasión de John Travolta. Después, se dijo que cuando Lisa Mary se casó con Michael Jackson, le convenció para someterse a un tratamiento dirigido por la secta para curar su homsexualidad. «Lo llevaron al Centro Celebrity que la iglesia tiene en los Angeles y lo cerraron a cal y canto para su tratamiento», aseguró un ex miembro del culto.