Kurt Elling
Kurt Elling - ABC
Entrevista

Kurt Elling: «Nunca te harás rico haciendo música jazz»

El vocalista tiene una cita con sus fans este viernes en el Cartagena Jazz, y mañana en el festival MadridJazz

MadridActualizado:

Es la gran figura actual del jazz vocal. El hombre que aúna la elegancia inherente al género con la innovación necesaria para no ser un mero calco de los viejos tiempos. Por si fuera poco, Kurt Elling también combina una técnica impecable con una capacidad colosal para transmitir emoción con su música. Nacido en Chicago en 1967, irrumpió en la escena jazzística a mediados de los años noventa interpretando sus propios temas y los de otros autores. Ahora nos presenta su disco «Passion World», con el que dibuja un mapa sonoro del planeta.

—Con las canciones muy conocidas lo primero que me pregunto a mí mismo es si existe un mensaje en la canción apropiado para que yo la versione, como un tío blanco de mediana edad de Chicago, si es algo que tiene sentido que yo cante. Luego, se me plantea la cuestión de qué nueva idea puedo aportar, algún arreglo o escribir una nueva letra, o quizás que se me ocurra una idea que contribuya a la nueva interpretación de tal manera que se convierta en lo más mía posible, lo más personal, nueva y adecuada musicalmente que yo pueda hacerla. Si no tengo una buena idea, una creativa, puede que uno de mis colaboradores la tenga y, si no podemos montarla de manera satisfactoria, que crea en ella, lo más probable es que no la haga. Si uno de nosotros consigue una buena idea musical, eso es lo que realmente importa.

—Cualquier otro idioma supone un esfuerzo extra para mí. Creces en la mitad misma de América, y América es enorme. Seguro que hay millones de americanos que hablan español, alemán, francés, pero no me dieron esa experiencia de niño. Espero hacer justicia a las canciones y que el mensaje llegue, y sobre todo que no de risa de lo mal que suena…

—Usas la técnica para transmitir las emociones. Para mí es una cosa natural. Cantar es lo que hago mejor y es de por sí una experiencia muy emocionante para mí, así que creo que es mi labor simplemente comunicar la emoción que siento. También ser honesto ¡y cantar afinado! A veces estoy centrado en cantar bien y en afinar y si consigo eso la parte de transmitir emociones saldrá sola.

Un regalo

—Llevo en la carretera veinte años, puede que más, y en ese tiempo he podido experimentar mucho del mundo, conocer a mucha gente y escuchar mucha música. Supongo que es una versión del mundo como yo lo he experimentado y lo he ajustado. Y es un regalo, espero que sea un regalo, que le devuelvo al mundo a través de mi propio filtro musical.

«Supongo que "Passion World" es una versión del mundo como yo lo he experimentado» «Este diciembre estaré en el estudio grabando un disco con Brandford Marsalis; ese es mi nuevo reto»

—Bueno, nunca voy a ser un rockero, ni un músico clásico. Soy muy afortunado de que el jazz exista porque es la música apropiada para mí. Como nunca esperé ser fabulosamente rico eso no es un problema porque nunca te harás rico haciendo música jazz. Tengo otras metas. Pero bueno, tampoco tengo que hacerlo específico ya que supongo que la gente que hace música grunge o rock & roll se enamoran del grunge o del rock & roll, no están ahí por razones cínicas, sino que aman ese tipo de música. Nunca se me pasó por la mente dedicarme a otro tipo de música como profesional.

—Siempre hay algo que tocar. Siempre hay un nuevo reto y alguien de quién aprender. Este diciembre estaré en el estudio grabando un disco con Branford Marsalis; ese es mi nuevo reto: tratar de conseguir superar sus expectativas y esperanzas, y revestir las necesidades de la música en la que quiere que colabore con él. Así que, como ves, siempre hay alguna situación nueva a la que enfrentarse y eso es muy emocionante para mí.

—Uno intenta ser uno mismo al escribir. Siempre es un desafío intentar escribir algo nuevo, pero supongo que lo convierto en un pequeño reto cada vez.

«Es que si saliera Donald Trump como presidente, ay, ay, ay, sería muy malo»

—Creo que a estas alturas los ciudadanos no pueden ser engañados tan fácilmente y que sus miedos, desconfianzas y rabia se vean exaltados, inflamados y que se juegue con ellos así. Se veía venir desde hace tiempo, por la manera en la que la política ha sido tratada y han jugado con ella los políticos, los medios… La gente tiene la impresión equivocada de que por ser el más ruidoso de la sala eres el más listo. Así que espero que las elecciones tengan un resultado feliz para América y el mundo. Es que si saliera, ay, ay, ay, sería muy malo. ¡Alguien tan ridículo como Donald Trump!

—Podría nombrar un número indefinido de aspectos de lo que significó y significa un cantante de swinging jazz. Él subyugaba con su sonido, con su persona más que cualquier otro cantante de aquella índole. Soy afortunado de no estar intentando interpretar exactamente la misma música que Sinatra, por fortuna puedo contar otra historia, tengo otra vida, otro vocabulario… ciertamente construido sobre lo que hizo Sinatra, pero intento construir más sobre lo que Jon Hendricks hizo a lo largo de su vida y sobre lo que hizo Mark Murphy, que falleció la semana pasada. Pero Sinatra desde luego en popularidad y personalidad nos gana a todos.

—Estoy muy contento de volver a España. Siento que hemos desarrollado algo especial allí. Vienen muchos estudiantes, especialmente cuando vamos a Madrid, y es tan emocionante para nosotros... Espero que sea emocionante también para ellos, y que vuelvan.