Willy Bárcenas y Antón Carreño, los líderes de la banda
Willy Bárcenas y Antón Carreño, los líderes de la banda - ISABEL PERMUY

Taburete: «Pink Floyd es de lo que más nos ha volado la cabeza»

El grupo es uno de los grandes reclamos del festival Jardín de las Delicias, que celebra su segunda edición mañana en la Universidad Complutense de Madrid

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Mucha gente se pregunta por qué hay jóvenes a los que les gusta Taburete. Y, en realidad, no es tan difícil de explicar. Willy Bárcenas y Antón Carreño no son dos «rock-stars» inalcanzables con un talento que parece de otra galaxia. Son como su público, gente muy normal, y éste lo siente así. La única diferencia es que, cuando sus fans se ponen a escribir canciones, no les sale nada. Y a ellos, sí.

El grupo madrileño es uno de los grandes reclamos del festival Jardín de las Delicias, que celebra su segunda edición mañana en la Universidad Complutense de Madrid (en el mismo recinto que el DCODE). Las entradas están a punto de agotarse, gracias a un cartel muy variado que también incluye a Andrés Suárez, Coti, Bely Basarte o Rulo y la Contrabanda.

«A nosotros nos encanta la variedad; escuchamos de todo», dice Bárcenas. «Ha sido así desde el principio del grupo. En nuestros discos siempre hemos mezclado estilos» añade su compañero Antón. «Sí —replica Willy—, en el camerino a veces tenemos épocas de escuchar muchas cumbias, y de pronto ves cómo se cuelan en tus propios temas. Eso es lo más bonito de la música, que si te lo propones, puedes versionar a Beyoncé hasta por boleros (risas)».

El primer recuerdo musical de Willy es «escuchando las óperas que me ponían mis padres», recuerda. «Cuando sonaba Julio Iglesias me ponía a llorar y, si cambiaban a “La Traviata” o “La Flauta Mágica”, me quedaba completamente embobado. Lo he visto en vídeos, cómo me quedaba absorto apoyado en una silla (risas). Después, el primer cantante que me impactó de verdad fue Nino Bravo, gracias al disco de grandes éxitos que me ponía mi abuelo. Luego vinieron José Luis Perales, Los Panchos, José Alfredo Jiménez... Música de toda la vida. Y ya más tarde, pues Barricada, Extremoduro, Reincidentes. Después Pereza, Melon Diesel, Estopa... De extranjeros, lo que más me ha volado la cabeza es Pink Floyd».

¿Por dónde tirarán entonces en su próximo álbum? «Las canciones ya están hechas», sorprende Willy. «La mitad volverá al origen acústico del grupo, y las otras serán para innovar. Hay un tema que quiero que suene a Vivaldi».