The Jacksons, anoche durante su actuación en Barcelona
The Jacksons, anoche durante su actuación en Barcelona - FEST. JARDINS DE PEDRALBES

The Jacksons, de fiesta con la memoria de Michael

La banda se estrenó en Barcelona en el Festival Jardines de Pedralbes con un generoso repaso a sus clásicos y numerosos guiños al Rey del Pop

BarcelonaActualizado:

No es una muy normal que la primera actuación de una banda en la ciudad coincida con su gira de de 50 aniversario, pero es más extraño comprobar cómo la banda en cuestión mantiene intacta su aura de leyenda del pop pese a haber perdido hace años a su voz principal. Hablamos, claro de The Jacksons, factoría de éxitos bailables y eficiente máquina expendedora de nostalgia que aterrizó anoche en el Festival Jardines de Pedralbes para reivindicar su historia e hincar la rodilla ante el desaparecido Michael.

Un melancólico y festivo viaje a la segunda edad de oro de la Motown y a las escurridizas pistas de baile de finales de los setenta que Jermaine, Tito, Jackie y Marlon, los cuatro Jackson que compartieron con Michael el éxito arrollador de los Jackson 5, manejaron con pulso firme y un ojo siempre pendiente del más allá. Una extraña mezcla de gozos y sombras agravada por la muerte, hace diez días, del controvertido Joe Jackson, patriarca del clan y, como se encargó de recordar Marlon durante una de sus intervenciones, inventor de la banda.

El público, entregado desde que las pantallas empezaron a emitir imágenes de época de Michael y sus hermanos deslizándose por platós de televisión, se sumó con ganas al homenaje y para cuando cayó «Blame It To The Boogie» casi todo el mundo había salido como eyectado de su butaca. Antes de eso, el funk gomoso de «Can You Feel It» ya había dejado claro que los Jackson, hermandad del soul y el funk crecida al calor del baile, no había venido a andarse por las ramas.

Al contrario: en cuanto empezaron a hurgar en el pasado ya no hubo vuelta a atrás y los viejos éxitos familiares -ese medley con versiones centrifugadas de «I Want You Back», «ABC», «The Love You Save», «Dancing Machine», «Never Can Say Goodbye» y «I'll Be There» acabó sabiendo a poco- se alinearon con versiones de Michael como «Rock With You» o la explosión de ritmo de «Can’t Let Her Go». Material de primera servido a cuatro voces, algunas en mejor forma que otras, y respaldado por una banda robusta y generosa en pregrabados.

Fue, como era de esperar, un show a la americana, con vídeos introductorios para glosar las gestas pasadas de la banda y sus orígenes familiares en Gary (Indiana), mucha imagen enlatada de Michael Jackson despertando el griterío en la platea, y una extenuante versión de «Shake Your Body (Down To The Ground)» que sirvió para presentar a los músicos y demostrar que, como habían asegurado horas antes, el espíritu de Jacko les acompaña allá donde vayan.

En Barcelona, por ejemplo, se hizo carne en los espasmos funk de «Wanna Be Startin' Somethin», en la sentida «Gone To Soon»que le dedicó Jermaine y también en esa «State Of Shock» de alto octanaje y guitarras fibrosas que despidió una noche de fiesta y nostalgia hermanadas por la memoria del Rey del Pop.