Ismael Serrano: «Ahora la gente no permanece impasible»
Ismael Serrano, tras charlar con los lectores de ABC.es - JUAN PIEDRA

Ismael Serrano: «Ahora la gente no permanece impasible»

El canautor madrileño, que acaba de publicar su octavo disco titulado «Todo empieza y acaba en ti», charló con los lectores de ABC.es

MADRID Actualizado:

El cantautor madrileño Ismael Serrano, que acaba de publicar su octavo disco titulado «Todo empieza y acaba en ti», asegura que sigue fiel a sus principios morales y estos aparecen en sus canciones además de referencias hacia el amor. «¿Demasiado amor? Nunca es demasiado. Le canto a todo lo que me emociona. Hay canciones de amor, pero también canciones como ‘Despierta’, ‘Luces errantes’’, ‘Mañanas porteñas’, ‘Yo era un tipo solitario’, 'Habrá que someter a referéndum', 'Hijas de Lilith'... Sigo fiel a mis principios y estos aparecen en mis canciones», matiza.

Durante una entrevista digital con los lectores de ABC.es, el artista madrileño, que se ha definido como «un tipo indisciplinado, de vida disipada y alma de titiritero», explica que si en sus canciones hay «referencias perroflauteras, anarcobolcheviques y sesentayochistas» es fruto de su «abnegación patriótica», de su fe en la cultura del esfuerzo, de la responsabilidad y del esfuerzo.

Ismael Serrano, que actuará el 10 de noviembre en el Circo Price de Madrid, ha tenido palabras para definir la actual crisis económica mundial y para los dirigentes políticos actuales. «Ser conscientes de la crisis no nos tiene porque sumir en el inmovilismo. Entenderla nos puede ayudar a superarla. Solo de esa forma podremos evitar que nos engañen y nos vendan como soluciones ajustes y recortes que no hacen si no agravarla», señala.

En ese sentido, ha criticado la labor del Gobierno en su toma de decisiones a nivel económico. «Cuando le tratan de dar un carácter de obligatoriedad a los recortes (nos hablan de hacer los deberes, de que no queda otra) nos quieren hacer entender que la economía es una fuerza de la naturaleza incontrolable, incuestionable. Y no. El actual sistema es una opción. Así que han de existir alternativas. Si los políticos no son capaces de proponérnoslas fracasan porque renuncian a la esencia de su vocación», manifesta.

Preguntado por si las protestas ciudadanas ayudarán a mejorar la situación, Ismael Serrano ha dicho que las actuales movilizaciones «son el germen de un movimiento ciudadano más amplio y global». A su juicio, «nos hace recuperar la consciencia de que tenemos capacidad para influir en la política», ya que considera que «hasta ahora» la sociedad observaba con resignación cómo la clase política se «alejaba de las necesidades reales de la gente» y «cómo era sometida a los poderes financieros». Ahora, dice, «la gente no permanece impasible» porque, «huérfanos de referentes y sin liderazgo político que presente alternativas», la ciudadanía ha decidido «recuperar el protagonismo político que le habían arrebatado» y «como una lluvia fina este movimiento irá calando en la conciencia de la gente».

«Participar en democracia no sólo es votar cada cuatro años. Es también convertir los espacios públicos en ágoras de debate efervescente, ocupar la calle para alzar las manos y la voz. Más aún cuando los ajustes no aparecen en los programas, cuando los políticos prometen hacer lo contrario de lo que finalmente hacen cediendo al chantaje de los mercados», añade.