La gira de los Rolling Stones comienza a rodar por España

Ha comenzado la «Rollingstonemanía». Durante los próximos días será difícil sustraerse a la visita del grupo a nuestro país donde ofrecerá tres conciertos. Paralelamente, Ronnie Wood, muestra por primera vez en España su faceta de artista plástico

MADRID. SUSANA GAVIÑA
Actualizado:

Hoy comienza, en Bilbao, la gira de los Rolling Stones por España propiamente dicha, si nos remitimos al aspecto musical -lo completarán sus actuaciones el viernes, en Madrid, y el domingo, en Barcelona-, porque el periplo artístico de uno de sus componentes, Ronnie Wood, comenzó ayer con la inauguración oficial en una galería madrileña de una exposición de la obra gráfica del guitarrista del grupo norteamericano. Inauguración a la que, al cierre de esta edición, no asistió ninguno de los miembros de la banda, y es que a los míticos músicos no les gusta la persecución a la que se ven sometidos por parte de los medios de comunicación -Ronnie Wood que al parecer sí ha confirmado que realizará alguna visita privada a la galería, lo único que ha exigido, según explicaba el director de la Galeria Bat, Alberto Cornejo, «es que no haya periodistas dentro»-.

La pregunta del millón ayer por la tarde era: ¿Vendrá Wood, o alguno de los Rolling a la exposición? «No, tal vez, nunca se sabe...» Y es el que el ego de los artistas a veces es más fuerte que el amor por la privacidad. Estas eran algunas de las respuestas mientras la incertidumbre caldeaba el ambiente de una galería repleta de amantes del arte, de curiosos, de seguidores incansanbles del grupo, de medios de comunicación... De todo hubo. Lo cierto es que frente a la sala de exposiciones se podían ver varias señales prohibiendo el estacionamiento de vehículos desde ayer a las 3 de la tarde hasta el día 27 a las 8 de la mañana. Será que están reservando el espacio para alguna limusina...

La exposición «Ronnie Wood Art Show» reúne 35 obras entre serigrafías, acuarelas, estampas digitales y aguafuertes que se podrán disfrutar hasta el 13 de septiembre. Entre ellas destacan los retratos que el guitarrista ha realizado de sus compañeros de batalla -musical-. Charlie, Keith, Mick y el propio artista cuelgan de las paredes de la Galería Bat, que se interesó por traer esta muestra hace seis meses, y se enorgullece de presentar en nuestro país la obra artísta de Wood por primera vez. También se pueden ver retratos de Elvis Presley, Marvin Gaye o John Lennon.

Pasar a la historia como pintorCornejo no duda en calificar el trabajo del guitarrista como «excelente», destacando su faceta de retratista, «por que en ella se aprecia que conoce bien a los protagonistas». Formado artísticamente en el Ealing College of Art y con más de 60 exposiciones en su curriculum, el director de la sala quiere subrayar la importancia que esta faceta tiene para miembro de los Rolling Stones, «quien prefiere que la historia le recuerde como pintor que como músico». A lo que alguien comentaba: «Ya se sabe, uno quiere lo que no tiene...». También se incluyen varios paisajes que sorprendemente, quizá porque son obras de menor tirón entre los fans del Wood, se venden a un mayor precio, alcanzado la acuarela más cara -«Wimbledon»-, el precio de 29.800 euros (casi cinco millones de nuestras antiguas pesetas). Sin embargo, y según confesaba Cornejo, la muestra no está aún completa ya que el jueves, día que está previsto que el rolling haga una visita a la sala, llegará alguna pieza «de las que está muy encariñado Wood». Hasta el momento, y según explica Cornejo a ABC, ya se han vendio del orden de cuatro o cinco obras. El catálogo será también otra de las piezas de culto de esta muestra ya que Wood firmará alguno de ellos que se podrá adquirir por el módico precio de 120 euros. Es tal la demanda que ayer mismo se estaban planteando pedir una remesa más amplia a Suiza. Quienes no puedan viajar hasta Madrid para descubrir esta faceta casi desconocida del músico, podrán acercarse a Barcelona donde también coincidiendo con el concierto se inaugurará otra muestra en la galería Lassaletta.