La foto que Operación Triunfo no quiere que veas

Miki, el concursante que representará a España en Eurovisión, no aclara si su simpatía por el independentismo catalán es solo cosa del pasado

Actualizado:

Tras el enorme éxito de la gira OT 2017 con Amaia, Alfred, Aitana y compañía, ahora ha llegado el momento de que la nueva tanda de concursantes se lance a la carretera para encontrarse con miles de fans en los pabellones de conciertos más grandes del país. La gira OT 2018 arranca hoy en el Wizink Center, y continuará en mayo con visitas a Pamplona, La Coruña, Barcelona y otras ciudades en las que sonarán las voces de Famous (el ganador de esta edición), Natalia, Julia, Alba, Sabela y el resto de concursantes, sin olvidar por supuesto a Miki, el aspirante que, a pesar de haber sido expulsado de la academia antes del final, será el que represente a España en Eurovisión.

Él nunca ha manifestado sus opiniones políticas en OT 2018, pero solo unos minutos después de que su interpretación de «La venda» fuese la elegida para Eurovisión, empezó a circular por las redes una imagen que demostraría su simpatía por el movimiento independentista catalán, al menos en 2015. Fue entonces cuando se tomó esta fotografía, de la que el joven cantante no quiso hablar durante una entevista con la agencia Efe. «¿De qué año es esa foto? ¿2015, no? Y estamos en 2019, voy a representar a España en Eurovisión...». Poco después otro tuitero encontróun mensaje del mismo año en el Instagram de su anterior grupo, Altercat, que decía: «La Diada de hoy ha sido colorida, festiva, pacífica... ¡Tal y como no quieren que sea! Seguiremos hasta que levantemos la estrella en el cielo más alto!». Al charlar con ABC, el artista se pone visiblemente nervioso sin que siquiera le preguntemos si es o no es independentista (sólo le preguntamos si le molestó que esa foto saliera a la luz), y sale del paso repitiendo las mismas palabras, posiblemente ciñéndose al guión recomendado por la academia y su discográfica. En change.org ya hay una iniciativa pidiendo que no sea él quien represente a España en Eurovisión.

¿Están nerviosos usted y sus compañeros por el arranque de gira?

Muy nerviosos, pero con nervios buenos. No de los de no saber qué va a pasar, sino de los de tener muchas ganas de que empiece.

Mimi, de Lola Indigo, dijo hace poco que no se gana tanto dinero como parece con los conciertos de OT. ¿A usted qué le parece?

Eso es privado, se gana lo justo y necesario. No somos ricos, eso seguro.

¿Qué es lo que más valora de su paso por OT? ¿Y qué cambiaría ahora?

No cambiaría nada, pero añadiría clases de armonía, con algún instrumento. Y lo que más valoro son las quince personas que, como se separen de mí algún día, lo voy a sentir como si perdiera un brazo.

Leí que reclamó más atención psicológica en la academia.

Ahí dentro tenemos una presión enorme.Como no sabemos nada del exterior, al final estamos haciendo elucubraciones, imaginando todo tipo de cosas, y es un tute muy fuerte para el cerebro. Sí que vendría bien más atención psicológica.

Que hubiese tanta polémica con la «mariconez», no es una mariconez en sí misma?

No teníamos ni idea de que se había liado pardísima, sí. Pero oye, se abrió un debate que creo que es necesario.

¿Le ha molestado que hayan sacado una foto suya con una estelada?

La foto es de 2015. Ahora estamos en 2019 y voy a representar a España en Eurovisión.

¿Pero se puede ser independentista y representar a España?

La música es música, y nada más. No voy a hablar de ese tema, porque cualquier cosa que diga puede ser utilizada en mi contra. He venido a hablar de mi libro y punto, ¿sabes?