Los Pet Shop Boys, durante el concierto del sábado en el Festival de Benicasim
Los Pet Shop Boys, durante el concierto del sábado en el Festival de Benicasim - EFE

El Festival de Benicasim se rinde a los Pet Shop Boys

El certamen, que ha recibido 40.000 asistentes de media al día (algo menos que en 2017), lo cierra esta noche Liam Gallagher

BenicasimActualizado:

El Festival Internacional de Benicasim se rindió el sábado a los himnos dance incombustibles de los británicos Pet Shop Boys, que ofrecieron un show visual cargado de sonidos sin fecha de caducidad. Pese a la brecha generacional con la mayoría de los asistentes al FIB, Neil Francis Tennant y Christopher Sean Lowe, acompañados por su banda, consiguieron hacer bailar a un festival rendido al hedonismo y la fiesta en su tercera jornada.

El dúo británico siempre ha navegado con solvencia el paisaje del pop bailable moderno con gracia e inteligencia y con su propio y reconocible sonido que el sábado agitó a Benicasim. Tras una aparición de los dos miembros del grupo con cascos, después de salir de una pantalla circular que iba girando, el espectáculo visual arrancó y dio paso –tras la caída del gran telón que tenían a sus espaldas– a la incorporación de los tres músicos que les acompañaban para complacer al público con éxitos como «The Pop Kids», «New York City Boy», «West End Girls», «It’s a Sin» o «Go West» para enfilar la recta final del show justo cuando empezaban a caer las primeras gotas de lluvia en Benicasim. «Domino Dancing» o «Always On My Mind» cerraron el espectáculo de los británicos con los coros de miles de personas. Ya con la llegada de The Kooks al escenario principal los fibers volvieron a abarrotar el recinto, ya con el cansancio visible en muchos que optaban por esperar sentados entre actuaciones.

Optimismo

El director del festival, Melvin Benn, dice «no tener miedo al futuro» a la hora de elegir los cabezas de cartel para el 25 aniversario, que se celebrará el próximo año, y añade que afronta la efeméride con «optimismo y determinación». Benn hizo estas declaraciones ayer en la rueda de prensa de balance del FIB 2018, que está recibiendo 40.000 asistentes diarios de media.

Las cifras registradas este año, pese a ser ligeramente inferiores a las de 2017, constatan la solidez de la cita musical por la que este año han pasado cabezas de cartel como Pet Shop Boys, The Killers, Travis Scott o Liam Gallagher, que actuó anoche en la última jornada.

Además de los 40.000 asistentes de media (48.000 el viernes con The Killers), Benn destaca los 650 empleos directos generados en la Comunidad Valenciana y los 700 periodistas de 400 medios de comunicación que han cubierto el FIB. En cuanto a la procedencia de los asistentes, el director asegura que un 55% proviene del extranjero y el 45% restante es público español.

Actuaciones memorables

Para Benn, una de las actuaciones más memorables de este FIB ha sido la de los escoceses Bell & Sebastian: «Son la segunda mejor cosa que ha dado Escocia después de sir Alex Ferguson». La tercera, dice, probablemente sean The Snuts, grupo que toco el viernes coincidiendo con The Killers en otro escenario menor y de los que dice que es «una de las mejores bandas de guitarras que ha escuchado».

Preguntado por una posible «pérdida de cabezas de cartel» en la edición de este año en detrimento de otras citas musicales, Benn no cree que sea así: «Cada año tenemos que pensar qué es adecuado para la mezcla entre el público español y el británico e irlandés».

El FIB 2019, comenta su director, «debe ser válido y relevante para la gente joven que quiera venir, no porque sea el 25 aniversario sino porque la música sea buena». Sobre la próxima edición anuncia que podría incluir una fiesta en la playa el lunes, pero no adelanta ningún nombre para el cartel. Lo que sí asegura es que Oasis, en caso de que los hermanos Gallagher decidieran reunirse, no estará en el FIB 2019.