Sede del certamen en el estado de Baviera (Alemania)
Sede del certamen en el estado de Baviera (Alemania) - EFE

Festival de Bayreuth 2019: una edición de tránsito a la espera de la nueva producción del «Anillo»

La personalidad de Siegfried Wagner será motivo de análisis en varias de las actividades de este año coincidiendo con su 150 aniversario

Enviado especial a BayreuthActualizado:

La edición 2019 del Festival de Bayreuth añade otros argumentos de interés a la nueva producción de «Tannhäuser» con la que se inauguró la programación el pasado jueves. Es la novena ocasión en la que el título se escenifica en el templo wagneriano después de algunas producciones que hicieron historia. Se recuerda, por ejemplo, la que dirigió Toscanini cuando aún se rendía ante el legado de Richard Wagner hasta el punto de renunciar a sus honorarios cuando se le ofreció dirigir en Bayreuth. Las relaciones, más o menos familiares, se enturbiarían después de que en 1930 se responsabilizara de la dirección musical de «Tanhhauser» teniendo como director de escena al hijo del maestro, Siegfried. Apenas faltaba un mes para la muerte de este, pero la gran ópera romántica, su título favorito, subió al escenario gracias a los «donativos Tannhauser» que consiguió su esposa, la perspicaz y nazi Winifried. La producción de cierto carácter expresionista permitió llevar al escenario a una multitud, incluyendo caballos y una jauría de perros. Sigfried siempre mantuvo el tinte de lo antiguo y sus innovaciones escénicas fueron primarias.

La personalidad de Siegfried será motivo de análisis en varias de las actividades de este año coincidiendo con su 150 aniversario. Reconocido homosexual, alumno en lo musical de Humperdinck, compositor de alguna ópera estimable y director de los festivales de Bayreuth desde 1907, su presencia se está haciendo presente por los más singulares rincones en carteles y folletos que reproducen la icónica fotografía coloreada a lo Warhol en la que aparece sacando la lengua, amortización irónica de su declarado antisemitismo y algo aburrida personalidad. Sigfried está presente en el ciclo «Diskurs Bayreuth», que acompaña al festival oficial y sirve para estudiar el «fenómeno Wagner» desde perspectivas muy distintas: conciertos, representaciones o debates. En ese contexto se ha producido el estreno mundial de la video-holográfica ópera «der verschwundene hochzeiter» del compositor austriaco Klaus Lang, más cercana a los cuentos de hadas y tantas de Siegfried que al imaginario mitológico del padre. Aunque más centrada en el aniversario, en agosto se estrena la obra «Siegfried - A Monologue», del escritor y artista visual Feridun Zaimoglu y Günter Senkel, encargo del festival. Se anuncia como una «autorreflexión sobre el carácter contradictorio, agudo e intenso del hijo de Wagner y el heredero de Bayreuth».

Dentro de la programación oficial del festival, la edición 2019 anuncia como novedad, al margen de la presencia de Valery Gergiev en la producción inaugural, el debut de Anna Netrebko, tras la cancelación del año pasado en «Lohengrin» junto a Roberto Alagna. También este último fue sustituido por Piort Beczala quien repite de nuevo con el mismo título. Las demás producciones son reposiciones de «Los maestros cantores de Núremberg», «Parsifal» y «Tristán». La edición de este año se prevé de tránsito a la espera de la nueva producción del «Anillo» que llegará en 2020 bajo la responsabilidad escénica de Valentin Schwarz y musical de Pietari Inkinen. El director finlandés es actualmente responsable de la Japan Philharmonic Orchestra, Sinfónica de Praga y de la Deutsche Radio Philharmonie Saarbrücken Kaiserslautern, dirigió su primer «Anillo» en Melbourne en 2013. Schwarz, de origen austriaco, es ganador del Ring Award 2017 por la producción de «Don Pasquale» estrenada en Montpellier. La apuesta de Kathatina Wagner por dos jóvenes talentos en la treintena demuestra que la voluntad de que el «Anillo» entre decididamente en el siglo XXI, libre de prejuicios y desvinculado de adherencias. Lo hará con el permiso de Calixto Bieito / Philippe Jordan y Stefan Herheim / Donald Runnicles que también estrenarán la próxima temporada nuevas producciones de la «Tetralogía» en París y Berlín.