Imagen del nuevo videoclip del grupo
Imagen del nuevo videoclip del grupo - ABC

The Cranberries: «Fue un alivio saber que Dolores no murió por suicidio»

La banda irlandesa habla con ABC sobre «In the End», el disco que su cantante dejó grabado antes de morir

MadridActualizado:

Durante la madrugada del «blue monday» del año pasado, Dolores O’Riordan decidió darse un baño mientras se emborrachaba sola en su habitación de un hotel de Londres. Varias horas después, un empleado la encontró sumergida e inconsciente, pero cuando llegaron los servicios de emergencia ya era tarde. La cantante de The Cranberries había muerto a los 46 años de edad.

Esa mañana, el mundo del pop quedó paralizado y perplejo ante una noticia tan terrible como inesperada, que no tardó en desatar todo tipo de especulaciones relacionadas con las adiciones y los problemas psicológicos de la artista irlandesa. ¿Sobredosis? ¿Sucidio? Mientras tanto, sus compañeros de grupo trataban de digerir el golpe para enfrentarse a todo un dilema. Dolores había dejado grabadas las maquetas de voz para un nuevo disco, pero ya no sabían si debían seguir adelante con el proyecto. Después de darle muchas vueltas, decidieron que fuese la familia de su compañera quien tomase la decisión, y así es como un año después ha nacido «In the End», el canto de cisne de The Cranberries que se publicará el próximo 26 de abril.

—¿Presenció las sesiones de grabación de voz de Dolores?

—(Fergal Lawler, batería) No. Ella grabó la mayor parte de esas maquetas en Nueva York, mientras el resto descansábamos de la gira del disco «Something Else». Ella se aburría enseguida cuando no hacía nada, así que empezó a componer y componer, como siempre. Lo tenía todo en un disco duro, y el plan era reunirnos para escucharlo y empezar a ensayar. Ella estaba muy emocionada con la idea de hacer un nuevo disco.

—¿Cuándo escucharon las maquetas?

—Dos semanas después de que muriese. Al escucharlas dijimos: «¡Dios mío! ¡Pero si hay un disco entero ya hecho!». Entonces preguntamos a su familia si les parecería bien que lo terminásemos. Nos dijeron que les encantaría ver su trabajo terminado, y que sería el mejor homenaje que podríamos rendirle, así que nos pusimos manos a la obra con todas las ganas del mundo.

—Imagino que después de esa euforia inicial, el momento de trabajar con las voces de Dolores sería duro.

—Durísimo. Especialmente el primer día, fue realmente difícil arrancar. En un momento dado todos nos miramos y nos dijimos: «¿Cómo vamos a hacerlo?». Después de un rato lidiando con nuestros demonios, nos dimos cuenta de que lo único que teníamos que hacer era trabajar como lo hubiera hecho Dolores, dando el mil por cien. Poco a poco empezamos a concentrarnos en hacer las mejores canciones que pudiéramos.

—El disco trata sobre superar el pasado, lidiar con el presente.

—Estoy de acuerdo. Los dos últimos años de su vida, Dolores había estado esforzándose mucho por superar sus problemas mentales, quería vivir el momento, seguir hacia delante y ser una persona más fuerte. Al mismo tiempo, y esto es algo personal, estas canciones me recuerdan muchísimo al espíritu de nuestro primer disco.

—También habla sobre la soledad. ¿Era fácil estar de gira con ella?

—Tenía momentos en los que echaba terriblemente de menos su hogar. La vida de músico no era fácil para ella ni para nosotros. Es una forma muy extraña de vivir.

—¿Fue difícil leer tantas especulaciones sobre su muerte en la prensa?

—No leí las noticias, para ser sincero. Yo conocía la realidad, sabía que había sido un accidente. La verdad es que cuando me lo dieron fue un alivio. Siempre tuve la esperanza de que no lo hubiese hecho a propósito.

—¿Recuerda el momento en el que le dieron la noticia?

—Recuerdo que cuando me lo dijeron sufrí un enorme shock. Me llevó bastante tiempo salir de ese estado, y aún hoy hay momentos en los que no puedo creerme que ya no esté. A veces voy conduciendo y veo un sendero para caminar, y me veo paseando con ella. Le encantaba caminar. Ah... todavía se me hace extraño, muy extraño.

—La pregunta que todo fan se estará haciendo es: ¿sonará este disco algún día en directo?

—Ya hemos hablado de ello, porque lo cierto es que mucha gente nos ha dicho que le encantaría escuchar cómo sonaría. Pero no hay la menor posibilidad de que consideremos continuar sin Dolores. Antes de que ella muriese, acordamos que si alguna vez faltaba uno de nosotros, el grupo se disolvería porque ya nada sería igual. Jamás haríamos algo como lo que hizo Queen, por ejemplo. Buscar una sustituta para Dolores hubiera sido una total falta de respeto, para ella y para nosotros mismos. Y los fans de The Cranberries nunca nos lo perdonarían.