Elvis Costello
Elvis Costello - DE SAN BERNARDO

Elvis Costello, vuelta a la carretera tras el «susto» del cáncer

Ve la luz «Look now», su nuevo disco, y prevé su regreso a los escenarios el 2 de noviembre en Pensilvania

MadridActualizado:

Ay, los tabloides. El pasado mes de julio, Elvis Costello canceló el resto de conciertos de su gira europea para recuperarse de una operación en la que le fue extirpado un tumor. A un periodista de la prensa británica se le ocurrió que la noticia quedaría mejor añadiendo las palabras «muy agresivo y peligroso», y se desencandenó el bulo. Cientos de diarios (incluido este, nostra culpa) se apresuraron a hacerse eco del «delicado» estado de salud del artista londinense, pero mírenle ahora.

«Look now», así se llama el nuevo disco que grababa el ilustre gafapasta cuando el «susto del cáncer» (así lo describió él mismo) apareció en su vida. Suerte para todos que fuera sólo eso, un susto, porque Declan McManus y sus Imposters han vuelto muy a lo grande.

Fuente de juventud

Este trabajo, producido por Sebastian Krys, un ingeniero que ha trabajado con muchísimos artistas españoles en los ocho años que Costello ha permanecido alejado de los estudios (desde «National Random», en 2010), está lleno de canciones maravillosamente construidas que se convierten en inolvidables prácticamente a la primera escucha, como «Under Lime», «Burnt sugar is so sweet», «The final Mrs. Curtain» o «Dishonor the stars». Letras sutiles y melodías enriquecidas con ingenio en impepinables joyas de pop contemporáneo que rejuvenecen a su autor y acreditan su relevancia en estos tiempos revueltos.

El sonido cristalino y envolvente de Krys se revela ideal para un compositor ajeno a modas y tendencias, que consigue sonar fresco otra vez sin dejar de transmitir soul y clasicismo Brill Building con su estilo más reconocible, con bastantes ritmos bailables y vibrato a go-go en un álbum atemporal que merece colocar muchas, muchas de sus canciones en el siguiente «best of» del señor McManus.

La evocación del Brill, el legendario edificio de Manhattan donde fueron escritas docenas de canciones de oro de la música popular, no es casual. Tres de los temas han sido coescritos con compositores que trabajaron allí en su era dorada, Carole King y Burt Bacharach. Costello ya había colaborado con este último en el memorable «Painted from Memory», un disco que acaba de cumplir veinte años y por el que quizá hayan brindado mientras grababan estas nuevas composiciones. Con King también: fue hace también veinte años, tocando juntos con Bob Dylan y Van Morrison. Ese día, creánlo o no, comenzaron a escribir el tema que aparece en «Look now». Más vale tarde que nunca.

Costello insiste de forma vehemente en que está completamente recuperado, y ya tiene fecha para su regreso a los escenarios: el 2 de noviembre en Pensilvania. A partir de ahí, tiene una exigente agenda de prácticamente un concierto diario (todos en Estados Unidos y Canadá, por ahora) en la que tendrá que demostrar que está en plena forma. Con estas canciones, podemos apostar a que lo conseguirá. Son el reconstituyente perfecto.