Dolores: «Es en tiempos difíciles cuando se ve de qué pasta están hechas las personas»
«Nos marcan más los acontecimientos dolorosos que los felices», sentencian - ABC

Dolores: «Es en tiempos difíciles cuando se ve de qué pasta están hechas las personas»

Con su debut, «Disco póstumo», y su sonido oscuro, esta banda ha entrado con gran fuerza en las preferencias del público indie

MADRID Actualizado:

Hasta mediados de diciembre hay tiempo para bajarse de forma gratuita «Disco póstumo», que, a pesar de su nombre, es el álbum de debut de Dolores. Se trata de una banda que ha entrado con inusitada fuerza en el indie español, con un su sonido oscuro y sus atmósferas claustrofóbicas. Canciones que nos remiten a épocas del rock gótico y que están disponibles en su página web. De su música y su experiencia nos hablan su cantante, la carismática Teresa Cobo, y su bajista, Juan Rodríguez.

-¿Qué tal os está yendo la promoción del disco a través de la descarga gratuita?

-Pues bastante bien. Solo te podemos decir que los dos primeros días hubo más de 500 descargas. A partir de ahí no tenemos datos actualizados.

-Son malos tiempos para la industria musical (y casi para cualquier negocio), y es difícil destacar entre tanto grupo que circula por ahí. ¿Hay que echarle imaginación? ¿Qué factores creéis que os han ayudado?

-En primer lugar se necesita un poquito de buena suerte, como en todo. Pero para un buen resultado es un factor importante la tenacidad, el gusto. Oír y disfrutar de mucha música, tener la mente abierta, investigar. En nuestro caso, cuidamos mucho todos los aspectos: la música, las melodías, las letras, la imagen gráfica... Intentamos que cada uno de esos aspectos sea lo mejor posible dentro de nuestro gusto y posibilidades. También es importante la conexión entre nosotros, como músicos y como personas. Hay que tomar muchas decisiones y a veces eso es difícil.

-Parece que ha sido un éxito el vídeo de«Cortafuegos», realizado por vosotros mismos. ¿Pensasteis en algún momentos en «cortaros» con las imágenes un tanto «duras» que aparecen en él?

-Si, claro, nos hemos cortado mucho... así que imagínate. No, en serio, con los medios de los que disponíamos tampoco se podía hacer una superproducción impactante, pero creemos que a nivel visual funcionan muy bien las imágenes. Menos es más. Con dos elementos se han creado imágenes no solo duras, sino también bellas, que expresan a la perfección la intención que teníamos a la hora de hacer el video. Sobre todo creemos que se trata de imágenes muy reconocibles, con símbolos muy claros que se quedan en la retina, por eso funciona.

-No seducís al público a través del lado amable, ciertamente. ¿Todos llevamos «dolores» con los que identificarnos?

-La empatía del público es tan amplia como el abanico de vivencias que ha podido experimentar. Todos tenemos experiencias positivas y negativas; en este caso, desde el principio teníamos claro hacia qué lado íbamos a tirar. No es que seamos pesimistas, ni unos tristes. Pero no es una locura pensar que ayudan a madurar y nos marcan más los acontecimientos dolorosos que los felices. Son los que ponen la vida patas arriba y de dónde hay que sacar las fuerzas para la supervivencia. Es en tiempos difíciles cuando se ve de qué pasta están hechas las personas.