Discos desde Canarias

Por José Luis GARCÍA DEL BUSTO
Actualizado:

La grabación discográfica es hoy tarjeta de presentación casi ineludible para que una música sea considerada «existente». Al margen del gran repertorio, permanentemente trillado, es curioso constatar que muchas obras se interpretan después de que su grabación haya probado su interés, y no al revés, como sería lo natural.

FUENTE DE PRESTIGIO

En el campo de llevar al disco el repertorio sinfónico español hay muchísimo por hacer, y no parecen muy proclives a ello -hasta hoy- las dos orquestas que más propiamente deberían haberlo hecho: me refiero, naturalmente a la Nacional y a la de RTVE. Mientras tanto, otras orquestas españolas más jóvenes parecen haber descubierto qué magnífica labor cultural cabe hacer y cuánto prestigio cabe atesorar con esta práctica.

Así, es sencillamente admirable, ejemplar, la política que están llevando de unos años a esta parte la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria y sus mentores político-culturales de las Islas. A la chita callando, sin alharacas, sin lujos, sin calendarios agobiadores, pero sin pausa, con criterios amplios y lúcidos, con generosidad (a menudo los organismos autonómicos no miran sino a su ombligo) y con gran dignidad en las interpretaciones y en la presentación sonora y literaria del producto, dicha orquesta grancanaria y su director titular, Adrian Leaper, están dejando un importantísimo repertorio de música orquestal española audible y difundible en CDs, últimamente en el sello ASV, de distribución multinacional.

MONOGRÁFICOS

Un considerable acierto de la serie consiste en la confección de discos monográficos, que poseen mucha mayor fuerza como producto cultural que los habituales picoteos aquí y allá. En definitiva, obras orquestales de Enrique Granados, Joaquín Turina, Conrado del Campo, Ernesto Halffter (2 CDs) o Xavier Montsalvatge, un alto porcentaje de ellas en primeras grabaciones mundiales (¡¡!!), son al fin patrimonio al alcance de cualquier aficionado o estudioso gracias a las grabaciones de la Filarmónica de Gran Canaria y el maestro Adrian Leaper. Junto a ellas, otras de anteayer (Rodó, Obradors), de ayer (Falla, Rodrigo) o de hoy mismo (Falcón, Marco, Palacios, Encinar)... Varios premios nacionales e internacionales que han recaido sobre estos CDs son testimonio de que la labor no está cayendo en saco roto. ¡Bravo!