Diez millones de personas, en el concierto de Marshmello en Fortnite

El videojuego acogió el sábado una «actuación» del DJ estadounidense

MadridActualizado:

La noticia parece salida de una película de ciencia-ficción, pero esta vez ni siquiera el cine ha sabido predecir este hito histórico, que abre un nuevo universo de posibilidades para la música en el ámbito comercial. El pasado sábado, más de diez millones de jugadores de Fortnite asistieron a un concierto virtual del DJ estadounidense Marshmello, desplazando sus personajes hasta un punto concreto del universo tridimensional del videojuego, anunciado a través de «filtraciones» convenientemente lanzadas con cuentagotas para aumentar la expectación.

A principios de la semana pasada, una serie de usuarios llamados «mineros de datos» encontraron pistas sobre un posible concierto sorpresa el día 2 de febrero en la modalidad Battle Royale de Fortnite y, poco después, el propio artista incluía en la agenda de su web oficial una fecha en Pleasant Park, una de las ubicaciones del gigantesco mapa del videojuego online. Cuando se acercó la hora señalada, un enorme escenario apareció en el «Parque Placentero» con una cuenta atrás, congregando a millones de usuarios ávidos de fiesta virtual. Muchos de ellos aparecieron «vestidos» con el uniforme oficial del DJ, que había sido puesto a la venta en una jugada comercial maestra de Epic Games.

Las armas fueron desactivadas durante el evento para evitar que se mataran los jugadores, que pudieron disfrutar de otras novedades como la «anulación de gravedad» para que sus personajes flotaran en el aire e interactuaran con el propio escenario. «Quiero que en esta canción todos salten conmigo», pidió el DJ a sus fans, que viralizaron la experiencia haciendo que el evento llegara a muchos otros millones de espectadores (imposibles de contabilizar por ahora) a través de sus propias emisiones en directo. Uno de ellos fue el español Rubius, a quien se pudo ver realmente entusiasmado con la iniciativa a pesar de no poder monetizar su intervención debido a las restricciones por derechos de autor.

Marshmello «actuó» durante once minutos en los que incluyó un homenaje al DJ sueco Avicii, fallecido el año pasado, y al terminar el concierto se lanzó a sus redes para expresar su agradecimiento por el inmenso éxito de su convocatoria. «Lo que me hace más feliz de lo que pasó hoy es que mucha gente experimentó su primer concierto. Todos los videos que estuve viendo de gente sonriendo durante el set son increíbles. Todavía estoy alucinando», escribió en su cuenta de Twitter ( @marshmellomusic).

El misterioso DJ, que se oculta tras una máscara al estilo de Daft Punk, ha ganado mucha notoriedad en la escena electrónica en los últimos años gracias a colaboraciones con artistas pop como Selena Gomez, y aunque se desconocen los detalles de su acuerdo con Epic Games, parece evidente que este será solo el primer capitulo de una colaboración muy lucrativa para ambas partes. La afición de Marshmello al videojuego Fortnite era ya muy conocida por sus seguidores, desde que participó en el torneo Pro AM de Los Angeles formando equipo con Ninja, considerado el mejor jugador del mundo.

Si bien este evento tiene precedentes (Second Life acogió un concierto de la Royal Liverpool Philharmonic Orchestra, y Grand Theft Auto también ha organizado iniciativas similares), su éxito ha sido tan impactante que ya se especula con la celebración de muchas otras actuaciones musicales virtuales para este año.

Esto va a cambiar las reglas del juego en la industria, de eso no hay duda. Pero, las preguntas que cabe hacerse son: ¿se puede llamar «concierto» a la simple emisión de música online en un videojuego? ¿Tiene un evento de estas características algo de cultural? La respuesta quizá la diese el propio Marshmello horas después del bombazo de Fortnite: «Si pensáis que el concierto estuvo increíble, probad viniendo a un show real».