Dorian
Dorian - ABC
Música

Crítica de discos: Dorian, Chvrches y E

«Justicia Universal», «Love is dead» y «Negative Work», los álbumes más llamativos que se publican este viernes 25 de mayo

Actualizado:

123
  1. Dorian «Justicia Universal»

    Desde 2013 llevaba Dorian sin publicar un álbum con material nuevo, a excepción del tema «Arrecife» incluido en «Diez años y un día», esa suerte de recopilatorio en el que reinterpretaron sus grandes éxitos con nuevos arreglos de cuerda, viento y percusión. Ahora, pasada ya la resaca del décimo aniversario –que se cerró también con un disco en directo–, los de Barcelona escriben por fin una nueva página en su biografía: «Justicia universal» (Intromúsica, 2018). Una en la que se han gustado de lo lindo, después de un año y medio de trabajo «casi diario», en palabras de Marc Gili a ABC.

    Y el tiempo, sin duda, ha estado bien empleado. Gili y compañía parecen haber tenido espacio y ganas para picotear lo suficiente de aquí y de allá para no aburrirse... ni aburrirnos. El resultado: once cortes en los que hasta se atreven a juguetear acertadamente con el trap («Cometas», «Buenas intenciones») u homenajear sin complejos a la canción popular latinoamericana en un tema acústico como «Llévame», que bien podría haber firmado el Leiva más reposado. Llámenlo evolución, que no revolución, porque Dorian conoce bien la fórmula que les convirtió en un referente del «indie» hispano con hits como «Cualquier otra parte», y, lo que es más importante, aún disfrutan con ella. Y disfrutan mucho, si atendemos a los temas en los que Marc ha repartido, por esta vez, el peso compositivo con Belly (teclados) y Lisandro (guitarras). Porque «Duele», «Señales» o «Vicios y defectos» son los Dorian de ahora, pero también los de 2006 y 2009. Y ni una queja, oye, si de bailar se trata.

    7,5 / 10

    ISRAEL VIANA

  2. Chvrches «Love is dead»

    Después de dos discos autoproducidos que alcanzaron un más que notable éxito de crítica y público, el trío de synthpop ha decidido cambiar su modus operandi fichando al laureado Greg Kurstin (Sia, Britney Spears, Ellie Goulding, Adele, Lily Allen, Katy Perry, etc...) para culminar su asalto del «mainstream» en su tercer álbum.

    Esta colaboración ha sacado aún más brillo pop a las ya de por sí adictivas composiciones de los escoceses, pero también las ha pulido tanto que las ha dejado algo planas, sin esos ángulos que tanto subtexto cosían al desarrollo de sus rompepistas.

    De hecho, las tres piezas que han sido producidas por ellos mismos («My Enemy», «God's Plan» y «Really Gone») son con diferencia lo más contundente del trabajo menos inspirado y más hueco de Chvrches hasta la fecha. Un tropiezo creativo que no adolece de hits de pegada comercial asegurada, pero muy alejados de lo memorable.

    6,5 / 10

    NACHO SERRANO

  3. E «Negative Work»

    La veteranía, ya se sabe, es un grado, y si de algo andan sobrados Thalia Zedek, Jason Sanford y Gavin McCarthy es precisamente de arrugas de las buenas y de toneladas de experiencia a la hora de retorcer la electricidad y manejarse con soltura entre calambrazos eléctricos y ritmos afilados como estiletes. Curtidos en bandas como Come, Uzi, Neptune y Karate, el trío de Boston vuelven a sumar fuerzas y, tras estrenarse en 2016 con un debut homónimo, reaparece ahora con «Negative Work», aquelarre de postpunk enfurecido y punzante.

    Con un equilibrio casi perfecto entre la métrica cerebral y matemática de Tortoise y la pasión volcánica de unos Shellac ligeramente atemperados, E (no confundir con el álter ego artístico de Mark Oliver Everett) se transforman en su segundo trabajo en una centrifugadora de hardcore, post-rock y punk que trasciende herencias y filiaciones temporales para despachar a dentelladas canciones como «Untie Me» y «Hollow» y concentrar en poco más de diez cortes todo lo bueno que se le puede pedir a un disco de rock. A saber: tensión, urgencia, precisión milimétrica, emociones desgarradas y, ante todo, mala baba saturada de electricidad.

    8 / 10

    DAVID MORÁN