Daniel Barenboim y Carmen Calvo, ayer en el Teatro Real. Julián de Domingo

Barenboim: «El Diván alcanza su punto más importante en Andalucía»

Tras celebrarse tres ediciones en otras ciudades como Weimar -dos veces- y Chicago, la orquesta-taller fundada por Daniel Barenboim y Edward Said bajo el nombre de West-Eastern-Divan e integrada por músicos árabes y judíos, recalará el próximo mes en la localidad sevillana de Pilas donde permanecerá tres semanas.

S. GAVIÑA
Actualizado:

MADRID. Esta orquesta-taller, creada en 1999 en la ciudad alemana de Weimar por el músico judío Daniel Barenboim y el intelectual palestino Edward Said bajo el nombre de West-Eastern-Divan (tomado de un texto de Goethe), nació con dos objetivos muy claros el aprendizaje musical y el diálogo entre dos mundos enfrentados: israelíes y palestinos. Con su llegada ahora a Sevilla, tras celebrarse en Weimar y Chicago, este proyecto «alcanza su punto más importante al poder ir a Andalucía, donde durante siete siglos judíos y musulmanes vivieron en paz», subrayaba ayer Daniel Barenboim. «Este taller se va a realizar en un sitio que inspirará a los jóvenes para entablar el diálogo» añadía al referirse al crisol de culturas y de gentes que han convivido en esta región. En este encuentro, organizado por la Junta de Andalucia y la Fundación tres culturas del Mediterráneo y que se celebrará entre el 8 y el 26 de agosto en un seminario de la localidad sevillana de Pilas, los músicos tendrán la posibilidad de «conocer otros ángulos de sus compañeros» ya que, según Barenboim, los conflictos «no son producidos por la naturaleza sino por los seres humanos» y sobre todo por el desconocimiento. «La ignorancia entre los árabes y los judíos es enorme por eso este taller les aporta una idea de lo que es el otro».

La orquesta-taller estará integrada por ochenta músicos, sesenta de los cuales serán judíos y árabes, mientras que las veinte plazas restantes, una novedad en cuanto a ediciones anteriores, estarán ocupadas por intérpretes españoles y marroquíes (la Fundación tres culturas del Mediterráneo se fundó en 1999 por iniciativa del Reino de Marruecos). Durante los días de las casi tres semanas que permanecerán en tierras andaluzas, los músicos estarán bajo la supervisión de los profesores de la Staastsoper de Berlín, de la que es director musical y general Barenboim, y durante las noches se entablarán coloquios entre los músicos, Barenboim y Edward Said, que, según el pianista argentino, «a veces alcanzan un tono muy acalorado» pero que a la mañana siguiente «son apaciguadas por la música». El taller culminará en España con tres conciertos, uno el día 24 en el Teatro de la Maestranza, con un concierto sinfónico dirigido por Barenboim y otro de cámara, el día 26, en los Reales Alcázares. La cita andaluza se completará con un tercer concierto aún por determinar. El encuentro culminará con dos conciertos en tierras alemanas, el 30 de agosto en Lübeck y el día 1 de septiembre en Berlín, donde se ofrecerán la «Tercera sinfonía» de Beethoven y el «Concierto para tres pianos» de Mozart, interpretado por un pianista israelí, otro palestino y el propio Barenboim.

Se abre así un capítulo importante para el futuro del Diván, ya que, como afirmó ayer Carmen Calvo, consejera de Cultura de la Junta de Andalucía, la intención es que esta inicitiva «no sea efímera» y poder ofrecer a esta orquesta-taller una ciudad andaluza como sede estable.