La banda Suburbano arrancó el concierto con «Ánimo animal»
La banda Suburbano arrancó el concierto con «Ánimo animal» - EFE

Va por ti, Aute: la música española se rinde al genio de un artista

Cantantes y amigos de todas las edades se reunieron ayer en un gran homenaje para celebrar sus 50 años de carrera y desearle una pronta recuperación

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Una de las citas musicales más esperadas de este 2018 era el homenaje que más de veinte amigos y admiradores de Luis Eduardo Aute le ofrecían en Madrid ayer para celebrar sus 50 años de trayectoria en el mundo de la música, a la vez que su 75 aniversario. Un concierto, bautizado como «Ánimo animal», en alusión a una de sus más famosas canciones y con el objetivo de darle ánimos en la recuperación del grave infarto que sufrió hace dos años, en el que lo más granado del gremio musical le rendía merecido tributo.

Cartel histórico donde no podían faltar los nombres de Silvio Rodríguez, Joaquín Sabina, Joan Manuel Serrat, Ana Belén, Massiel, Víctor Manuel, Dani Martín, Pedro Guerra, José Mercé, Rozalén, Vicente Feliú, Rosa León, Andrés Suárez, Ismael Serrano, Luis Pastor, Miguel Poveda, Marwan, Jorge Drexler, Cristina Narea y Suburbano, que tantas noches de arte compartieron con Aute. El ambiente que se respiraba a la entrada del WiZink Center de Madrid ya hacía presagiar una noche histórica. Y a fe que lo fue. Así se lo tomaron tanto los artistas participantes como el público que de todas las generaciones abarrotaban el antiguo Palacio de los Deportes madrileño.

Fue un concierto de homenaje al talento, talante y honestidad de Aute, como bien glosó al inicio del tributo Pastora Vega, que ofició de maestra de ceremonias. La noche arrancó emotiva precisamente con «Ánimo Animal» en la versión canónica y rockera del grupo Suburbano, la banda que tantos años estuvo acompañando a Aute. Dani Martín pellizcó a todos los presentes con «Las cuatro y diez». Unas «Poemigas» con recuerdo a Carlos Edmundo de Ory en la voz del propio Aute dieron paso a Pedro Guerra y un «Pasaba por aquí» que levantó los primeros olés del WiZink Center. Siguió Víctor Manuel con «Sin tu latido» y una emocionante y comprometida Rosa León con «Al alba». También emotiva fue la interpretación de la cantautora hispano-chilena Cristina Narea, colaboradora habitual de Luis Eduardo Aute en los últimos años, que hizo una elegante versión de «Acaso una mirada».

No podía faltar en esta noche de homenaje otro cantautor, Ismael Serrano con una lectura muy especial de «Mira que eres canalla». Ana Belén con un «De paso» que levantó literalmente al público de sus asientos y Marwan con un íntimo «Siento que te estoy perdiendo» cerraron la primera parte del concierto.

Tambores, flamenco y Sabina

La velada continuó animada en las voces personales de Andrés Suárez («Volver a verte»), Drexler («Slowly»), Massiel («Rosas en el mar»), Vicente Feliú («Anda»), Luis Pastor («Dos o tres segundos de ternura») y Rozalén («La belleza»). Pero si hablamos de éxtasis colectivo, el de los Tambores de Calanda, agrupación turolense que ofreció una sorprendente tamborrada en recuerdo a Aute, que visitó dicha población en 1973, y por ende, a su «Cine, cine», Buñuel mediante.

La parte flamenca del homenaje fue encomendada a los cantaores Miguel Poveda («Prefiero amar») y José Mercé («Al alba»), que demostraron que hasta una canción de Aute se puede meter por bulerías. Y ya como éxtasis definitivo, Joaquín Sabina, que además de su personal visión de «Quién es Caín y quién es Abel», recordó al cantautor por sonetos: «Autistas, no dejad para ayer lo de después/En la Fuente del Berro echó raíces/Sus canciones vacunan cicatrices y ponen los espejos al revés/Sostiene que una y una suman tres/Combate a los profetas aprendices de brujo/que desprecian los matices y escupen las consignas con los pies/Su casa es el lugar de la osadía/Decir Marichu es decir lágrima y verbena y amor en carne viva y ambrosía/Decir Eduardo es fuego, y pan, y arena/Decir Al alba es llanto/Y todavía decir Aute es decir pasión en vena». Joan Manuel Serrat con «De alguna manera» y Silvio Rodríguez con «Dentro» pusieron el broche de oro a una noche para el recuerdo.

Artista polifacético

La cantidad de éxitos y obras maestras que Luis Eduardo Aute (Manila, 1943) nos ha dejado como legado es inabarcable: «Al alba», «Anda», «Las cuatro y diez», «La belleza», «Rosas en el mar», «Aleluya», «Una de dos», «De alguna manera», «Mojándolo todo», «Sin tu latido», «Slowly», «Pasaba por aquí»…, amén de sus cuadros, poemas y películas. Músico, director de cine, actor, escultor, escritor, pintor y poeta, artista polifacético en definitiva, Aute es, según sus propias palabras «un indisciplinado de las disciplinas», siempre en la continua búsqueda del aprender, de seguir siendo un niño que trae el mundo a su espacio de trabajo para nunca dejar de jugar.

Y que, aun no habiendo podido asistir a este homenaje, todavía convaleciente, cada día canta mejor, como bien demostraron todos los artistas que anoche se juntaron para reivindicar su legado. Un merecido homenaje que tendrá continuidad ya el próximo año en las ciudades de Barcelona, Valencia y México.