El asesino de John Lennon, Mark David Chapman
El asesino de John Lennon, Mark David Chapman - EFE

El asesino de John Lennon reconoce que usó balas expansivas para asegurarse de que el exBeatle moría

«Me hice con esa munición para cerciorarme de que iba a morir», ha contado en su última vista para la petición de libertad condicional, que ha sido denegada

Actualizado:

El hombre que asesinó a John Lennon en 1980 acaba de dar a conocer que usó balas expansivas para asegurarse de que el exBeatle iba a morir en el asalto, pero que no quería que sufriera al dispararle.

«Me hice con esa munición para cerciorarme de que iba a morir», contaba Mark David Chapman durante su décima vista para obtener la libertad condicional el pasado mes de agosto. «Fue inmediatamente después del crimen cuando me di cuenta de que no quería que sufriera», continuaba el asesino frente a la junta estatal que denegó de nuevo su petición.

Chapman, de 63 años, también ha relatado que tiene grandes remordimientos por acabar con Lennon, de acuerdo con la trascripción que los oficiales de prisión de Nueva York han publicado que ha recogido el Daily Mail. El preso ha manifestado durante la vista sentía cada año «más y más vergüenza» por el crimen cometido.

Mark David cumple una sentencia de veinte años a cadena perpetua, después de declararse culpable de asesinato en segundo grado, en la prisión de alta seguridad de Wende, en Nueva York.

El preso admitió durante su audiencia que Lennon se había portado con él muy bien antes del crimen, cuando le firmó un autógrafo en un álbum, pero que eso no fue suficiente para frenar su asesinato, a las puertas de su casa, en el edificio Dakota de Nueva York el 8 de diciembre de 1980. «Había ido demasiado lejos», contaba.

La junta estatal le ha denegado la prisión provisional por décima vez. Como en las otras diez anteriores ocasiones, Yoko Ono envió una carta en la que pedía que Champman continuara en la cárcel, explicando su temor porque su liberación supone un gran riesgo para su seguridad y la de sus hijos, Julian y Sean.