Manifestantes a favor de la directiva, este martes en Bruselas
Manifestantes a favor de la directiva, este martes en Bruselas - AFP

Triunfo de los creadores: Europa protege sus derechos frente a Google, Facebook y YouTube

La nueva directiva exige a las grandes plataformas control y filtro previo de lo que se comparte y permite a los editores de prensa reclamar compensaciones a los agregadores de noticias por usar sus contenidos

Actualizado:

El Pleno del Parlamento Europeo ha aprobado este martes de la directiva europea que reforma la regulación de los derechos de autor a nivel comunitario. Aunque la aplicación de la directiva no será inmediata (ahora se abre un periodo de dos años para que cada Estado miembro incorpore esta medida en su legislación), la decisión, tomada por 348 votos a favor y 274 en contra, ya ha sido aplaudida por la Confederación Internacional de Editores de Música (ICMP). Su director, Chris Butler destaca el «enorme trabajo» que se ha llevado a cabo para superar este «desafío legistlativo», y afirma que la medida supondrá «un apoyo definitivo a los compositores y cantautores, cuyo trabajo será recompensado de forma más justa. Ganar esta batalla era crucial para la música en Europa, especialmente para los editores independientes».

En el centro de los debates sobre esta directiva están los filtros automáticos de contenido, que revisarán todo lo que se sube a la red bloqueando los contenidos en los que se detecte una vulneración del copyright. Esto, según los defensores de la medida, ayudará a reducir el «value gap», la brecha de valor que impide a los autores cobrar por todo el uso que se haga de sus obras en internet, especialmente en portales como YouTube, donde los particulares lo tienen más fácil para subir contenidos cuyos derechos no les pertenecen.

YouTube, que a pesar de renovar sus sistemas de revisión de copyright sigue siendo objeto de la ira de muchos creadores europeos, ya ha amenazado con cerrar su servicio en Europa si los filtros automáticos salían adelante. Su compañía propietaria, Google, ha reaccionado al anuncio de la reforma asegurando que «la directiva sobre Copyright ha mejorado pero seguirá provocando inseguridades jurídicas y perjudicará a las economías creativas y digitales en Europa. Los detalles importan, y esperamos poder trabajar con los responsables políticos, editores, creadores y propietarios de derechos, a medida que los Estados miembros de la UE avanzan en la aplicación de estas nuevas normas».

El gigante tecnológico cuenta con el apoyo de plataformas como XNET, que califica la directiva como «la consagración de la censura masiva, automatizada y previa de todo Internet en nombre del sagrado copyright», o de la Plataforma por la Defensa de la Libertad de Información (PDLI), que culpa a Europa de «dar luz verde al filtrado preventivo de contenidos en Internet y dejar la libertad de expresión en manos de las plataformas tecnológicas». También de partidos como Podemos, que consideran este paso «un desastre» que «pone en peligro la libertad en la Red».

Primeras reacciones en España

El Centro Español de Derechos Reprográficos ha mostrado su satisfacción por la aprobación de esta directiva de derechos de autor en el Mercado Único Digital. Jorge Corrales, director general de CEDRO, afirma que «es un texto que tiene en cuenta la contribución de los creadores al patrimonio inmaterial común y por eso, desde nuestra Entidad, estamos muy satisfechos de que haya salido adelante». Según Corrales, «es un paso importante para la sostenibilidad de la cultura en la Unión Europea y para los derechos de autores y editores». El director general también señala que «con este texto se instauran instrumentos que permiten una remuneración para los titulares de derechos por determinadas explotaciones digitales, restableciendo así un mínimo equilibrio con los modelos de negocio digitales que utilizan obras y prestaciones creadas por terceros». De esta forma, añade Corrales, «los titulares podrán percibir una justa remuneración por el uso de sus obras».

La Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) celebra el «histórico avance» de esta directiva, «esencial para el progreso de la creación autoral, que recibirá una compensación proporcional por los contenidos que se ofrecen en las plataformas digitales», subraya Pilar Jurado, Presidenta de la SGAE. «Los usuarios obtendrán mayor transparencia y seguridad jurídica. También se beneficiará el sector tecnológico, ya que todos los operadores partirán con las mismas reglas en el mundo de los contenidos. Asimismo, el texto reconoce un principio de remuneración para los creadores audiovisuales, que podrán recibir una compensación por la explotación de sus obras en más países. Es un día importantísimo para la cultura y para toda la comunidad autoral. Agradecemos profundamente a los parlamentarios y a las entidades y asociaciones de creadores con las que hemos trabajado en estos últimos años por hacer posible este avance. Con la aprobación de esta Directiva se abren las puertas a un mejor futuro para los creadores y se pone en valor su aportación imprescindible en el entorno digital. Esta excelente noticia conlleva ahora una transposición de esta Directiva europea a la normativa española, que deseamos se lleve a cabo lo antes posible».

También se ha expreado en similares términos la Unión Fonográfica Independiente (UFI), celebrándolo como «una gran victoria para los creadores de toda Europa». La pasada semana, más de 120 artistas y 50 sellos y asociaciones españoles se adhirieron a un #manifiesto en favor de la directiva, impulsado por la eurodiputada Helga Truepel. El documento ha sido apoyado también por figuras internacionales como Ennio Morricone.