45 AÑOS DE PREMIO JAENJOSÉ LUIS GARCÍA DEL BUSTO

Actualizado:

Burla burlando, el concurso internacional de piano «premio Jaén» camina hacia su cincuentenario. Hoy viernes, en la Universidad de Jaén culmina la XLV edición con la prueba en la que los concursantes finalistas actuarán con la Orquesta de Málaga: desde hace siete años, el premio Jaén incluye la interpretación de conciertos para piano y orquesta como fase última.

Para cualquier filarmónico español, el repaso al palmarés de este concurso supone inmediatamente dos cosas: que muchos jóvenes talentos han confiado en él como trampolín y que el Premio Jaén supo «verles» a ellos en su momento: Jacinto Matute, Begoña Uriarte, Agustín Serrano, Carles Santos, Joaquín Parra, Mario Monreal, Rafael Orozco, Joaquín Soriano, José Mª Pinzolas, Josep Colom, Miguel Ituarte y Javier Perianes... figuran en esa importante relación, entre tantos nombres de pianistas extranjeros entre los cuales los hay de excelente carrera.

Mantener un concurso de piano de gran nivel en una ciudad como Jaén -maravillosa, doy fe, pero ajena a los circuitos musicales internacionales-, supone muchas dosis de entrega, de esfuerzo, de capacidad para aglutinar ayudas económicas y colaboraciones activas. Justo es reconocer el mérito, como justo es centrarlo ahora en quien lleva doce años ejerciendo la presidencia de este Premio Jaén, el pianista y catedrático Guillermo González.

Al poco de llegar al cargo, Guillermo González dejó ya en el concurso un sello «de la casa», una muestra del interés por la proyección de la música española de nuestro tiempo, lo que ha sido y es una de las facetas de su personalidad como concertista. En colaboración con el CDMC, inició el sano hábito de encargar cada año a un músico español la composición de una pieza pianística directamente destinada a ser pieza de interpretación obligada para los aspirantes al premio Jaén. De este modo, docenas de excelentes intérpretes jóvenes de todas las procedencias «se las han visto» con partituras de Manuel Castillo, Carlos Cruz de Castro, Antón García Abril, Valentín Ruiz, Ángel Oliver, Zulema de la Cruz, Tomás Marco, José García Román, Xavier Montsalvatge, José Luis Turina y, en esta edición de 2003, Luis de Pablo. Buena parte de esta música ha pasado automáticamente a formar parte del repertorio pianístico actual, lo que es timbre de gloria para el concurso que las ha motivado.